25 Mar

3 Años, 3 Ahuyamas

La Canasta 2015-03-25 015Hace 3 años logramos concretar una idea a la que 3 amigos llevamos dándole vueltas en la cabeza desde hace mucho tiempo y que responde a lo que quisiéramos que cambiara en este mundo. El 24 de Marzo de 2012 cumplimos con el sueño de enviar las primeras canastas de nuestra historia como organización y como proyecto. Hoy lo celebramos con la satisfacción de contar con muchos aprendizajes y con mucho agradecimiento para quienes participan con nosotros en este ejercicio. Como saben, La Canasta es una Red que se teje y crece con la ayuda de más de 41 familias de productores campesinos en 9 lugares alrededor de Bogotá, y más de 200 familias en la ciudad que reciben y compran las canastas. Gracias a la decisión de cada una de las personas de la Red, bien sea de producir de una manera más amable con el medio ambiente, o de consumir de manera responsable, hemos podido materializar esta apuesta durante estos 3 años. A quienes reciben hoy sus canastas, gracias por tomar esta decisión pues en ella hay muchas implicaciones importantes. Por ejemplo, en sus canastas de hoy estamos enviando papa pastusa y ahuyama de la finca de Fabriciano Ortiz, quien, como les hemos contado, no es solo un productor de la Red sino una persona que asumió la importante tarea de ser guardián de semillas. Las ahuyamas que reciben son de 3 variedades diferentes y fueron sembradas en la finca de Fabriciano para conservar estas variedades, respetando el equilibrio del ecosistema y buscando, entre otras cosas, proteger los suelos de la finca (ver abajo). Ayer Fabriciano nos envió unas fotos que tomaron en su finca para mostrarnos cómo adornaban su suelo estas enormes y deliciosas ahuyamas blancas, anaranjadas y verdes, y en el correo nos decía: “compartimos con usted, con su colectivo y ojalá con los consumidores de nuestros productos, algunas fotografías de las tres clases de ahuyamas que hemos cultivado y que les hemos vendido. También anexamos unas fotografías de semillas de papa que también les hemos vendido y que posteriormente vamos a sembrar. Este material fotográfico fue producido en la parcela, en el hábitat donde las ahuyamitas y la papa han sido cultivadas”. Fabriciano nos pidió además que al cortar las ahuyamas guardáramos las semillas pues para él es muy importante contar con ellas para la siguiente siembra. Hoy celebramos contar con este espacio y pensamos que La Canasta es nuestro aporte para generar cambios. Creemos que en el acto cotidiano de comer se pueden generar grandes transformaciones, creemos que la elección sobre lo que comemos tiene una gran incidencia en la manera en la que funciona este sistema en el que vivimos y por eso acá estamos y acá seguiremos. Esta apuesta es para que Fabriciano pueda contar con un espacio para vender sus ahuyamas a un precio justo, para que además pueda vender ahuyamas de todas las variedades que quiera sembrar y conservar y para que ustedes en sus casas puedan disfrutarlas. La Canasta es nuestro aporte, el de Fabriciano y el de ustedes para hacer de este un mundo más cercano a lo que muchos quisiéramos.

Esta semana les sugerimos Pasta rellena de ahuyama

La Canasta 2015-03-25 016 La Canasta 2015-03-25 017 La Canasta 2015-03-25 018 La Canasta 2015-03-25 001 La Canasta 2015-03-25 002 La Canasta 2015-03-25 003 La Canasta 2015-03-25 004 La Canasta 2015-03-25 005 La Canasta 2015-03-25 006 La Canasta 2015-03-25 007 La Canasta 2015-03-25 008 La Canasta 2015-03-25 009 La Canasta 2015-03-25 010 La Canasta 2015-03-25 011 La Canasta 2015-03-25 012 La Canasta 2015-03-25 013 La Canasta 2015-03-25 014


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *