04 Oct

Acercándonos y cooperando

Este año ha sido un año especial para La Canasta. Comenzando el año, parecía que iba a ser un año de crecimiento, pues el primer par de meses tuvimos una buena cantidad de pedidos. Lamentablemente, parece que fue solo una ilusión, pues por el contrario, ha sido un año bien difícil, en términos de la cantidad de pedidos que hemos tenido. Los meses de vacaciones de mitad de año fueron críticos y pasadas las vacaciones han subido un poco los pedidos, pero todavía no han llegado por lejos a los niveles habituales para La Canasta. La situación parece ser generalizada en el país y eso es de cierta manera ingenua un pequeño alivio, pero sigue siendo complicado.

No obstante, ha sido un año en el cual nos hemos enfocado también en estrechar y fortalecer lazos con varias iniciativas afines. Los niveles de colaboración que hemos alcanzado con varios mercados por ejemplo son muy esperanzadores, pues los logros que se pueden alcanzar trabajando cooperativamente son mucho mayores que cada uno haciendo los mismos esfuerzos por su cuenta. Así, hemos logrado compartir transportes, comunicaciones, diversificar nuestra oferta y también sacar productos abundantes en cosecha que con la coyuntura actual no podríamos sacar y se perderían en las fincas.

Desde el año pasado veníamos pensando en generar este tipo de sinergias, y veníamos abriendo puertas por aquí y por allá con ese mensaje y este año se han materializado muchas colaboraciones fructíferas. Nació la Red de Mercados Agroecológicos de Bogotá – Región, donde hemos podido poner nuestro trabajo y nuestros logros en perspectiva y donde nos hemos dado la mano con otras 8 organizaciones para sacar proyectos adelante y buscar apoyo para seguir avanzando juntos. Hemos estrechado lazos con Jero el Granjero, una iniciativa similar a La Canasta y más o menos “contemporánea”, con quienes hemos querido unir esfuerzos desde nuestros comienzos y ahora estamos dando pasos para compartir procesos, conocimientos y experiencias para poder trabajar de manera más eficiente y tener un mayor impacto.

En los últimos meses hemos comenzado diálogos con otros colectivos como Con la cuchara no se juega y con Savias y Sabias y estamos buscando las mejores maneras para realizar actividades para fortalecer redes de productores en el campo y fomentar el consumo consciente y responsable en la ciudad. Quienes nos siguen en Facebook o Instagram habrán podido ver parte del increíble trabajo que están haciendo en Con la cuchara no se juega para visibilizar La Canasta y sobre todo la labor campesina.

Si los pedidos seguirán de capa caída o subirán no lo podemos decir, pero lo que si podemos asegurar es que estos lazos y redes que estamos tejiendo nos brindarán mayores posibilidades para seguir avanzando por este bello y loable camino que escogimos.

Esta semana, los invitamos a probar un rico Calentado de arroz con repollo y calabaza


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *