06 Ago

Agua y Agroecología

Caricatura de Bacteria publicada en El Espectador el 6-ago-14

Caricatura de Bacteria publicada en El Espectador el 6-ago-14

En estos días hemos visto en las noticias la cantidad de problemas que ha traído la sequía en la Costa Caribe. En algunos sitios de La Guajira y el Cesar no llueve hace más de un año, hay agua apenas para cocinar y esta es de mala calidad, los animales no tienen comida, la tierra está tan seca que nada crece y se empieza a sentir la escasez de alimentos. Son muchas las razones por las que se ha reducido tanto la disponibilidad de agua en el país: la falta de programas y políticas para conservar cuencas, la economía extractivista, la agroindustria y el cambio climático son algunas de las razones por las que se vive la crisis actual. Básicamente el agua no se cuida, las cuencas no se conservan y el agua disponible, se contamina.

Como saben, la revolución verde promovió el uso de agroquímicos y la preparación de terrenos con maquinaria para lograr superar el problema de abastecimiento de comida para el mundo entero. Los impactos de las prácticas que se implementaron para poner al campo a funcionar al ritmo acelerado de una gran fábrica se reflejan ahora. Los suelos se han desgastado, se han deforestado grandes extensiones para la siembra de monocultivos, se han drenado y secado ciénagas y humedales y el 80% del agua dulce del planeta se usa para riegos. Hay estudios que relacionan el cambio climático con las prácticas agroindustriales que se impusieron en el mundo entero pues al parecer la agroindustria es responsable de buena parte del daño, pero seguimos inmersos en este modelo productivo y comercial.

En esta película el pequeño productor campesino no tiene nada que hacer, su producción nunca será competitiva, siempre estará obligado a comprar insumos y semillas a grandes empresas y terminará por abandonar el campo donde los recursos se van acabando poco a poco. La situación es muy complicada y se ven pocas opciones en el panorama para mejorar. Sin embargo, hace unos días tuvimos una experiencia esperanzadora que queremos compartir con ustedes.

En algunos rincones de esta geografía la gente del campo se resiste a abandonar la tierra y persisten en su intento de tener una mejor vida. Es el caso de los pueblos de los Montes de María, hace poco nombrado territorio de reserva campesina. Esta zona no se ha escapado de los problemas por la sequía. Haciendo un recorrido para evaluar el tema de autoabastecimiento, nos encontramos un grupo de personas que ensayó la siembra de una variedad de fríjol local, semilla criolla y propia, implementando prácticas agroeclógicas para el cultivo. No deshierbaron el terreno para mantener mejor la humedad, alimentaron el suelo con biopreparados que le dieron fuerza a las plantas y en medio de la sequía y la escasez, una familia lleva quince días cosechando y comiendo un rico frijolito rojo, criollito, de muy buen sabor. Sabiendo que con las prácticas agroecológicas hay esperanza en el camino, regresamos contentos a seguir empujando este proceso.

Esta semana, receta de Arroz con fríjol verde.


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *