09 Ene

Bienvenido 2019

A mediados del mes pasado se realizó la reunión de cierre de año con la red de productores de La Canasta, que se hizo en la Casa Agroecológica en Bogotá. Se vivieron momentos llenos de positivismo, esenciales para fortalecer lazos de amistad y confianza. En un ambiente de camaradería nos olvidamos de la comunicación cotidiana acerca de las cantidades y productos de las cosechas de cada semana, y en contraste, se siguieron dibujando los rostros y personalidades que no son solamente un nombre anexo a una lista de productos sino personas con formas de ver el mundo que complementa la nuestra, una imagen familiar y querida, con quien podemos hablar y compartir historias.

Es lo mismo que sucede en la celebración de las fiestas de navidad y año nuevo con familiares, compañeros de trabajo o amigos. A pesar de la distancia o incluso si tenemos una relación cercana, esta época nos lleva a fortalecer lazos de amistad y amor. Se cuentan las historias y experiencias del año llevándolas más allá de los hechos, transmitiendo las sensaciones, ideas, pasiones que hay detrás de ellas. Se expresan buenos sentimientos hacia los demás, se hacen bromas, se canta y se baila.  Esto nos lleva a estar vibrando de una forma muy parecida, y por eso a comienzo de año nos sentimos recargados de fuerza y buenos propósitos para lograr todo eso que queremos hacer entre todas las personas que hacemos parte de esta Red.

Por eso es bueno volver frecuentes los espacios de encuentro que permiten fortalecer estas alianzas, relaciones y amistades. Este año se reanudarán las visitas a las fincas donde están invitados los comensales. A su debido tiempo les informaremos las fechas y los lugares, para que podamos sacar un tiempo, romper con la rutina e ir a recargarnos de buena energía y afianzar las relaciones de confianza entre comensales y productores, quienes constantemente trabajan para producir los alimentos que llegan a nuestras mesas.

Este año también empezó con fenómeno del niño, que es una época de sequía donde se disminuyen las lluvias. Hasta ahora los productores no han manifestado estar afectados por el fenómeno, pues muchas huertas se encuentran en áreas donde el recurso está bien conservado y otros se han preparado para esta temporada, almacenándolo. De cualquier forma, es una época que nos hace apreciar más ese recurso tan valioso que es el Agua. Tanto productores como comensales debemos ser prudentes en el consumo de agua, porque cada gota cuenta.

Y como todo en el mundo está conectado, lo que se consume en la ciudad afecta al campo y viceversa. Y ya que este año estamos recargados de buenos propósitos incluyamos el ahorro de agua dentro ellos.

Esta semana les recomendamos una Sopa de quinua y verduras


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X