11 Abr

Cada vez más cooperación

Como muy probablemente saben por otras comunicaciones de nuestra parte en las últimas semanas, desde hace poco más de un mes nos mudamos a una casa en donde compartimos con otras organizaciones afines espacios de bodega, empaque y oficinas. Las sinergias que se están construyendo han ido sobrepasando las expectativas que teníamos. Todas las organizaciones que compartimos la casa veníamos con nuestros procesos y herramientas con las que funcionábamos y estar en un solo lugar ha permitido que trabajemos más eficientemente cada uno, apoyándonos en las herramientas de todos y aprendiendo de los procesos de los otros también.

En la casa estamos trabajando cuatro mercados diferentes, un cocinero y una fundación con trabajo de construcción de tejido social en barrios de escasos recursos de Bogotá. El espíritu de la casa es cooperar y trabajar solidariamente. Día a día vamos aprendiendo de lo que vemos del trabajo de los otros, operamos más cómodamente usando las herramientas los unos de los otros y evaluamos procesos y proyectos que podemos compartir o emprender en conjunto, además de tener ahorros en costos, que era desde un principio lo más evidente.

También les habíamos contado hace unas semanas sobre el trabajo en red de varios de los productores y productoras con quienes trabajamos en el campo. Hace unas semanas se hizo una planificación de siembras combinada entre productores de Usme, de Silvania y de Subachoque. Esto fue también más allá y hoy recibimos un bulto de semillas de papas nativas que compraron para compartir entre los de Usme y los de Subachoque. Nos da mucha alegría que La Canasta pueda ser la facilitadora de esta Red entre el campo y la ciudad, que es como siempre nos hemos entendido. Y nos alegra aún más que esta red se esté ampliando y que otros mercados, sus productores y productos puedan interactuar y generar sinergias positivas para todos.

Si bien los niveles de ventas han dejado mucho que desear en el último año, vemos un panorama muy positivo y lleno de oportunidades. Claro está que nos tocas seguir trabajando duro para volver a distribuir más canastas, pues ha habido una baja considerable. Muchas veces hemos oído que las crisis son oportunidades para replantear y mejorar y esta vez parece que lo estamos viviendo en carne propia. Paradójicamente, estamos en un momento complicado en términos de sostenibilidad del proceso, pero sentimos que la Red que hemos ido construyendo es más robusta que nunca y tiene mucho potencial para seguir haciendo este trabajo y acercando al campo y la ciudad de manera solidaria.

Esta semana, prueba unos deliciosos Panqueques de papa y espinaca


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *