20 Feb

Café

Como muchos de ustedes saben Colombia fue durante mucho tiempo uno de los principales productores de café del mundo. Actualmente los caficultores se enfrentan a una difícil situación pues los precios del café han bajado mucho, Colombia ya no tiene un mercado de Café tan competitivo como antes y tanto los caficultores como los cafetales se han envejecido. Ya no hay muchos alientos en el campo para darle un nuevo aire al cafetal, los jóvenes no se interesan por esta tradición, los incentivos del gobierno son pocos y la competencia con las grandes extensiones de café de países como Brasil hacen que el panorama sea aún más desalentador.

La situación es preocupante. En Vianí se cultiva un café muy suave y aromático y se comercializa a través de la organización Agrosolidaria. En La Canasta ofrecemos este producto como adicional pero hemos visto que no tiene mucha salida. La comercialización interna es uno de los principales retos para los productores.

Hace unos años tuvimos la oportunidad de conocer seis proyectos de caficultores en diferentes regiones del país. Estos grupos de campesinos e indígenas promueven la producción de cafés especiales, es decir, cafés certificados que pueden diferenciarse en el mercado por tratarse de comercio justo, producción orgánica y de origen. Encontramos grupos de productores en el Huila, que a punta de mucho esfuerzo y determinación, lograron conseguir el apoyo de una organización española para costear los gastos administrativos de su organización y comercializar directamente el café con el exportador, es decir, sacar del medio a dos o tres intermediarios y ganar un % más alto sobre sus ventas. También conocimos la experiencia de campesinos e indígenas en la Sierra Nevada de Santa Marta quienes lograron contactar directamente a un comprador japonés quien les ofrece apoyo para los costosos procesos de certificación y se lleva ese café derechito para su país. Ese café no lo conocemos pues las opciones de comercializarlo internamente son muy pocas y porque estamos acostumbrados a pagar precios bajos por el café que consumimos.

Se dice que en Colombia consumimos café de contrabando de Ecuador o la pasilla de la producción nacional, es decir, el resto del producto, lo que no se puede exportar. El café que ofrecemos en La Canasta es de producción orgánica y viene de las fincas de la Red en Vianí. Don Jorge Méndez es un paisa de 76 años que produce café desde hace muchos años en esta región y está ahora muy desmotivado por la situación. Pensamos que una de las mejores maneras de apoyarlo a él, y a sus compañeros, es promover el consumo del Café de Vianí, del café de Colombia que puede ser un poco más costoso que otras marcas del mercado, pero que les aseguramos es de muy buena calidad. Apoyar los productos nacionales y locales es otra de las apuestas de La Canasta, así que sin importar el tipo de producto los invitamos a que reflexionen al respecto antes de decidirse por un producto. Comprar un producto es apostar por el, al decidir comprarlo promovemos ciertas prácticas de producción, por eso es tan importante tomar decisiones informadas  convertirnos en consumidores conscientes y responsables. Necesitamos entre todos fortalecer procesos locales y si son de origen orgánico, aún mejor. ¡ Así que los invitamos a probar una buena taza de Café Colombiano!

Para esta semana aconsejamos una sencilla preparación con papas y verduras

 

 


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


2 thoughts on “Café

  1. Hola, estoy interesada en comprar cafe, pero nos gusta en pepa, no el molido. Hay alguna opción de adquirirlo de esta forma? Gracias!

    • Hola, Creo que ya te respondimos por correo, pero por si acaso… Ahora tenemos también el café de Quipile que viene en grano. Lo puedes encontrar en la Canasta de compras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *