02 Sep

Campesinado, afros e indígenas en el Ministerio de Agricultura

Mientras armamos las canastas de esta semana, estamos pendientes de lo que pasa en el Ministerio de Agricultura, que fue tomado por organizaciones que hacen parte de la Cumbre Agraria, donde se reúnen expresiones organizativas del campesinado, afros e indígenas. Entre la marea desinformativa de los medios de desinformación masiva, pudimos identificar los hechos más importantes de esta acción.

La Canasta 2013-04-26 025Las organizaciones del campo se cansaron de esperar que los acuerdos que surgieron del Paro Agrario se cumplieran. Después de muchos días de paro en el 2013, varias vidas perdidas y desapariciones sin esclarecer, se realizaron algunos acuerdos, producto de las negociaciones conseguidas a costa de lo recién mencionado. Sin embargo, dos años después, las organizaciones que participaron denuncian que los pactos no fueron cumplidos, y que el campo está en el mismo estado de abandono de hace dos años. Además, las políticas actuales del gobierno nacional van en contravía de esos pactos, y de los proyectos de vida de las organizaciones en los territorios. En vez de fortalecer sus actividades, modos de vida, construcciones territoriales, los vuelve cada vez más vulnerables, insistiendo en la concepción de atraso a la que se los ha vinculado históricamente, y por ende, asumiendo la superioridad del agronegocio, de las grandes propiedades, de la gran producción de commodities de exportación.

Esto contrasta con el hecho de que más del 70 % de los alimentos que se consumen en el país son de pequeñas producciones campesinas.

No se deben perder de vista en este contexto los resultados del Censo Nacional Agropecuario. El 0,4 % de las Unidades Productivas Agropecuarias –UPA- tiene más de 500 hectáreas, y ocupa el 41,1 % del área censada. A su vez, el 69,9 % de las UPA tiene menos de 5 has, pero ocupa solamente el 5 % del área. El índice Ginni de concentración de la tierra es del 0,85 %, 1 equivaliendo a la concentración total, y 0, a la equidad total en la distribución. Entre otros datos, tenemos que los pastos, o sea la ganadería extensiva, ocupan el 80 % del área. Estos indicadores en vez de mejorar con los años, empeoran, lo que empieza a pintar el panorama de la realidad que viven millones de personas en el campo. ¿Cómo puede sostenerse con estas cifras, versus la producción de alimentos, que la pequeña producción es ineficiente? ¿Quién nos está alimentando? ¿Quién se está beneficiando de las políticas públicas?

Estos son los datos que explican por qué los representantes de la Cumbre Agraria volvieron a Bogotá, y terminaron tomando el Ministerio de Agricultura. Continúa la búsqueda de su reconocimiento como sujeto político y de derechos, alrededor del derecho fundamental a la tierra y el territorio.

Más información…

Esta semana los invitamos a probar una rica Sopa de habas, arvejas y calabacín con quinua en hojuelas


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *