09 Oct

Consejos prácticos de La Canasta

En La Canasta nos preocupamos porque los productos que reciben estén muy frescos. Por esta razón establecimos un compromiso con los productores para que los productos se cosechen, en la medida de lo posible, el lunes antes de traerlos a Bogotá. El martes distribuimos las canastas desde muy temprano pero algunas de ellas pasan un rato en las camionetas antes de llegar a sus casas, por esta razón es posible que algunos productos, en particular las hojas, lleguen un poco achiladitos. ¡Pero no se preocupen! hoy queremos compartir con ustedes algunos consejos que nos han llegado de otros consumidores para conservar mejor los productos e incluso para que las hojas recuperen la textura que tienen al salir del campo. Es posible que muchos de ustedes puedan darnos más consejos, así que la invitación queda abierta para que nos envíen sus consejos al correo pedidos@la-canasta.org.

Al recibir La Canasta hay varias cosas que podemos hacer:

[list type=”check”]

    • Muchos de los productos de La Canasta no necesitan refrigeración. Por ejemplo las papas, los plátanos, los cubios y algunas frutas. Pero tengan en cuenta que si no van a consumirlos pronto es mejor dejarlos en la nevera y se van a conservar mejor.
    • Las verduras de hoja y las hierbas aromáticas se conservan muy bien en la nevera, siempre que las envolvamos en papel, preferiblemente sin tintas. No debemos usar papel del periódico, porque las tintas que utilizan pueden contener metales pesados.
    • El caso de la rúgula es particular. Es muy difícil que se mantenga rozagante una vez cortada, pero es posible recuperar su textura y buen aspecto, porque el sabor no se pierde aunque se vea achilada. Les sugerimos que antes de usarla la sumerjan unos 10 segundos en agua con hielo y que la vuelvan a meter en la nevera por unas horas. De igual manera la lechuga puede recuperar su textura crocante con este procedimiento.
    • A veces recibimos cantidades bastante grandes de algunos productos y quienes están desde hace unos meses con nosotros saben que hay productos que se pueden repetir como la espinaca, la calabaza y la ahuyama. Congelarlos es una buena opción para tenerlos disponibles más adelante, si no alcanzamos a comerlos en la misma semana. Las espinacas (y la acelga) se cocinan apenas unos minutos, puede hacerse al vapor o saltearlas un poco en aceite, se dejan enfriar y se congelan. La ahuyama y la calabaza no necesitan ser cocinadas antes de guardarse en el congelador, pero recomendamos pelarlas y cortarlas en pedazos pequeños para poder descongelar solo la porción deseada.
    • Las moras podemos congelarlas para hacer jugo más adelante o hacer un dulce o mermelada cocinándolas a fuego muy bajo con azúcar o panela y un par de astillas de canela, pueden ponerle unas gotas de zumo de limón. Se debe cocinar mínimo 30 minutos y luego se conserva en la nevera. El mismo proceso sirve para fresas, uchuvas, manzanas, piñas, peras, y las que se les ocurran.
    • Hacer encurtidos es otra opción para conservar los productos, pero estas son preparaciones más largas que explicaremos en más detalle en nuestra página www.la-canasta.org donde pueden encontrar una receta de encurtidos de repollo y cubios!!

[/list]

La Canasta es un ejercicio de apoyo a procesos de producción agroecológica y de promoción del consumo responsable. Comer bien es un derecho y consumir responsablemente un deber que se puede disfrutar con buenas recetas y amor!


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *