06 Jul

¿Consumidoras y consumidores? ¡Mejor comensales!

No sabemos si lo han notado, pero en la nueva versión de la página web de La Canasta, y en nuestras comunicaciones en general, ya no hablamos de “consumidoras y consumidores” sino de comensales. Este cambio fue un aporte muy importante de Andrea, nuestra pasante de la universidad que trabajó en la revisión de los contenidos de la página, y tuvo la idea de que podíamos reemplazar esos términos.

Un grupo de comensales durante una de nuestras visitas a las fincas de Subachoque

Un grupo de comensales durante una de nuestras visitas a las fincas de Subachoque

Y no es un mero cambio de términos. Elegir el lenguaje con el cual comunicarnos dentro de la red generó discusiones eternas, entre otras cosas, porque evidenciar la equidad de género hacía, como en este caso, que nos extendiéramos y usáramos unas expresiones que se percibían como recargadas a veces. Solucionamos lo de “campesinas y campesinos” reemplazándolo por “campesinado”, y así con muchos sustantivos que reemplazamos por un sustantivo colectivo que fuera incluyente en términos de género. Pero con las personas que hacen parte de la red en la ciudad (personas fue otro término estratégico para hablar en general e inclusivamente), no le dábamos con la tecla. Hasta que Andrea propuso lo de “comensales”.

El hecho de que sea inclusivo en términos de género no es la única bondad de este término. Consumir tiene unas resonancias negativas, porque en el modelo hegemónico de consumo, lo asociamos por un lado con el agotamiento de aquello que estamos consumiendo, y por el otro, con la lógica de comprar y comprar cosas de las que podríamos prescindir, y de desechar y desechar esas mismas cosas en el muy corto plazo, para que la maquinaria extractiva siga funcionando. Comensales por su parte, nos remite a las personas que se sientan alrededor de una mesa a compartir alimentos. Y ese es el tipo de imagen que nos evoca La Canasta. Las personas en la ciudad que se sientan a la mesa a compartir los alimentos que con mucha dedicación y cariño las personas productoras de la red cultivan y cosechan en las fincas. Las personas en el campo que hacen lo mismo, con la alegría de haber producido sus propios alimentos, y de brindarlos además a quienes participan en la red en la ciudad, obteniendo precios justos y mejorando sus condiciones de vida y sus posibilidades de quedarse en el campo cuidando de la tierra y de todo su entorno.

Es interesante además que en la definición de comensales, aparecen también los “Organismos que obtienen alimentos o protección a expensas de otro sin producirle daño ni beneficio”. Así, en La Canasta somos comensales en el sentido amplio del término, obteniendo alimentos sin causar daño. ¡Buen provecho!

Esta semana, los invitamos a inspirarse pra hacer unos ricos Burritos de vegetales


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *