12 Ago

Cosechas y Planificación de Siembras

Como bien lo sabrán si están recibiendo este escrito, el modelo de La Canasta está basado en recibir una canasta sorpresa con los productos que están en cosecha en las fincas de la red que hacen parte de La Canasta. Un de las primeras preguntas siempre es: ¿Por qué apostarle a un modelo así? Pues, tenemos varias razones para hacerlo, pero una de las principales razones es poder reducir parte de los riesgos que normalmente asume únicamente quien produce, dado que se tiene que sembrar sin saber si se va a poder comercializar o si por el contrario van a hacer falta cantidades de uno u otro producto al momento de vender. Al hacer un voto por una canasta sorpresa con los productos que estén en cosecha, asumimos parte de la responsabilidad del ciclo agroalimentario, ayudando así a que lo que está sembrado y listo para ser cosechado, pueda ser vendido sin necesidad de feriarlo al mejor postor para poder deshacerse de los productos.

Duraznos en cosecha

Duraznos en cosecha

¿Cómo funciona esto de las cosechas en un país tropical como Colombia? Pues en realidad es más complejo de lo que parece. Hay ciertos productos como la papa que solo se pueden sembrar en ciertas épocas, dependiendo del régimen de lluvias de cada región. Otros productos como los cítricos y muchos otros frutales vienen de árboles, y estos tienen sus ciclos específicos de florescencia y luego de maduración del fruto. Estos también varían dependiendo del clima de cada región. También tenemos las plantas que se pueden sembrar casi en cualquier momento (dependiendo del clima) y tienen su respectivo tiempo de maduración.

De cualquier manera, el clima tiene un impacto fuerte en los tiempos y duraciones de las cosechas. Si hace mucho sol, o llueve mucho en algún momento específico de la maduración de los diferentes productos, estos maduran más rápido o más despacio, o crecen más o menos, por eso verán por ejemplo muchas de las mandarinas un poco blandas o con la cáscara inflada, pues estamos al final de la cosecha y el verano ha hecho que las frutas se deshidraten y no crezcan como deberían.

Además de los temas del clima y de los tiempos naturales de cada producto, debemos tener en cuenta la no menor tarea de planificar las siembras en cada finca y más aún para toda la red, de tal manera que haya las cantidades deseadas en los tiempos deseados. Y a esto se le puede sumar que en ciertos momentos no es fácil conseguir una mano extra para ciertos procesos, como les pasó a Judith y Jairo que no pudieron encontrar quien les diera una mano para sembrar cebollas hace unos meses y por eso, entre otras razones, tenemos escasez de cebollas en nuestras canastas de estas semanas.

Esta semana, receta de Salsa Bolognesa con Acelgas


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *