19 Jul

Cosechas y temporadas de productos

El tema de las cosechas es algo que los habitantes de lugares con estaciones tienen muy internalizado dentro de su cultura. En lugares tropicales, donde las variaciones en el clima no son tan extremas, el tema de las cosechas es algo un poco más complejo.

Si bien cada planta tiene sus respectivos ritmos, las condiciones climáticas y los suelos en cada lugar tienen también un impacto en los tiempos naturales de los ciclos de cada planta. De esta manera, una yuca por ejemplo, dura 10 meses en algunos sitios y 14 meses en otros. Entre menor altura sobre el nivel del mar, más rápido tienden a madurar los productos. No obstante, ésta no es la única variable que tiene impacto sobre los tiempos y mucho menos sobre las características de los productos. El sol, la lluvia, las temperaturas, los suelos, las otras plantas que estén creciendo alrededor, etc determinan los tiempos de maduración y características de cada producto.

También tenemos diferentes tipos de plantas. Por un lado tenemos los frutos que vienen de árboles, como la mayoría de los cítricos, las manzanas, peras, duraznos, etc que aquí en el trópico tienen 2 cosechas por año típicamente. Una grande y otra en la que no se obtienen cantidades tan grandes de frutos. Dependiendo también del clima en cada una de las etapas de desarrollo de los frutos, la cosecha será más o menos grande y vendrá un poco antes o un poco después. Y cómo mencionamos antes, éstas cosechas llegan a destiempo entre un lugar y otro y es por eso que para los comensales en las grandes ciudades pareciera que siempre hubiera cosecha de naranjas por ejemplo.

Por otro lado tenemos plantas como las moras que dan frutos de manera más constante y toca estarlas podando y alimentando sus suelos permanentemente para que den buenos frutos. También hay plantas que son enredaderas como la curuba, la guatila, el tomate, la granadilla y muchas otras que tienen ciclos, pero que no están tan definidos por las épocas del año como los árboles que mencionamos anteriormente. Estas normalmente dan cierto número de cosechas o de frutos y luego toca reemplazarlas porque bajan mucho la cantidad y calidad de los frutos que dan.

Luego existen las hortalizas que se siembran, crecen, maduran y se cosechan. De este tipo hay algunas como la cebolla, la lechuga y la espinaca por ejemplo que se siembran y cuando alcanzan su madurez, se arrancan de raíz y otras en la que la misma mata puede producir varios frutos como el calabacín o incluso que se cortan y vuelven a crecer como el apio por ejemplo.

Dentro de la producción agroecológica, es clave que en cada finca haya variedad de cultivos y que éstos se roten y complementen unos a otros. Si se tienen en cuenta entonces las múltiples variables presentes en una finca, entenderemos que es la experiencia la que permite que cada vez entendamos mejor el manejo de cada finca y logremos sembrar las cantidades y variedades en los momentos adecuados, para lograr canastas variadas y ricas. Ahora hay cosecha de naranjas donde Wilson en El Boquerón y varias de sus canastas vienen con naranja de ñapa.

Esta semana te invitamos a probar un rico Jugo de carambolo


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *