20 Jun

Cuando las vacaciones llegan

Al llegar las vacaciones buscamos desconectarnos de la rutina, pasar más tiempo en familia, conocer nuevas personas, culturas y lugares. Pero, viajar no significa alejarte del camino del consumo consciente, ni de la buena alimentación y menos del ejercicio físico si lo practicas. Al contrario, las vacaciones te dan la oportunidad de ampliar tus límites y desarrollar tu creatividad. Puedes variar tu alimentación en vacaciones sin tener culpas, disfrutando los placeres de nuevos sabores, distintas formas de preparación y además puedes tener acceso a comida y costumbres locales que te enriquecerán y te darán mucho placer.

Estos son algunos consejos para mantener unos hábitos saludables, en vacaciones:

– Dedica un tiempo del día a caminar mientras conoces nuevos lugares o practicar algún deporte. No dejes de hacer actividad física.

– Intenta ubicar una buena fuente local de alimentos, bien sea compra directa a productores, tiendas orgánicas o saludables, restaurantes de comida sana.

– Incluye frutas y verduras en las 3 comidas principales del día.

– Busca frutas, verduras locales y semillas para picar entre comidas (si hay oferta de productos agroecológicos, mucho mejor).

– Evita las bebidas ricas en calorías.

– Come más alimentos asados, hervidos o al vapor, que son mejores que las frituras.

– Busca acompañamientos de frutas o vegetales, en lugar de carbohidratos.

– Trata de controlar la cantidad de las porciones que consumas.

Y si decides no salir de la ciudad o te quedas cerca de ella, continúa con tu alimentación local y agroecológica. Llévate un buen mercado para el lugar donde te vayas a quedar. Aprovecha esta época donde tus hijos están más en casa para cocinar con ellos y que aumenten su consumo de frutas y verduras.

Por otro lado, durante las vacaciones, nuestros productores siguen trabajando, las tareas del campo no descansan. Cada época de vacaciones, o incluso en los puentes festivos, tenemos bajas considerables de pedidos, pues muchos de los comensales que piden habitualmente salen de la ciudad y esto constituye un problema porque las cantidades que pedimos a las fincas bajan, pero las cosechas no bajan por vacaciones. Aquí te pedimos que nos ayudes a que más comensales se unan a esta gran red de consumo consciente, hablando con tus vecinos, compañeros de trabajo, pequeños restaurantes locales, en especial con quienes no saldrán en vacaciones.

Esta semana te invitamos a probar unos Spaguettis de calabacín con pesto de rúgula


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *