03 Ago

De los Cerros Orientales a la Sierra Nevada

“La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”. Podríamos reinterpretar este clásico de la salsa diciendo “La Canasta te da sorpresas, sorpresas te da La Canasta”. Y no nos referimos solamente a los productos que nos llegan cada semana desde las fincas y que descubrimos en nuestras casas cada miércoles. La semana pasada participamos de un evento muy especial, una de esas sorpresas que nos depara este proceso de seguir fortaleciendo nuestra red campo ciudad. Presentacion-Tras-La-PerlaLa organización del Foro “Tras la Perla de la América” nos invitó, especialmente a través de Isabel Cristina y Felipe, fieles comensales de La Canasta, a compartir nuestra experiencia de conectar el campo y la ciudad a través de la producción agroecológica campesina, el consumo consciente y responsable y la economía social y solidaria.

Tras la Perla es una iniciativa liderada por Carlos Vives y Claudia Helena Vásquez, para unir esfuerzos por Santa Marta y lograr la ciudad que sueñan muchos samarios y samarias, y que se refleja en muchas de sus canciones. Frente a un público variopinto, con diferentes perspectivas sobre cómo debe construirse el futuro de la ciudad, pero con la intención compartida de reflexionarlo y construirlo colectivamente, resumimos lo que hacemos a través de las historias que están detrás de los platos de comida que ponemos en nuestras mesas.

Quienes hacemos parte de esta red tenemos la dicha absoluta de conocer a las personas que producen nuestros alimentos, cómo los producen y dónde. Pero no se trata sólo de un placer o tranquilidad individual. Como siempre decimos es nuestra apuesta Política sobre qué campo queremos construir: un campo con campesinos y campesinas produciendo alimentos que nos cuidan, los cuidan y cuidan el suelo, el agua, el aire, los animales, las plantas. Campesinos y campesinas que pueden vivir en condiciones de vida digna, recibiendo un precio justo por sus productos. Campesinos y campesinas, y pueblos indígenas, que ponen al servicio del planeta y la humanidad sus invalorables conocimientos. Y un detalle no menor: reducimos nuestra huella ecológica, nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, acortamos los transportes de los alimentos, reducimos el desperdicio, y comemos delicioso a precios justos también para los y las comensales de la ciudad.

Este fue el mensaje que llevamos a la costa, ese maravilloso Caribe, con la Sierra Nevada que como bien dijeron quienes estaban allí, puede ser la despensa de la zona, con todos los pisos térmicos, con una diversidad cultural increíble y con una gente comprometida con su territorio. ¿Cómo sería una red de este tipo en la costa?, esa fue la pregunta que dejamos y el desafío que hay por delante. Mientras, seguimos en Bogotá y la región, algunas personas estamos trabajando con colectivos de Cali para tejer una red valluna, y así vamos concretando uno de nuestros objetivos, que es que la experiencia se replique por muchas partes.

Demás está decirles que el evento cerró a pura fiesta con un concierto de Carlos que nos gozamos a más no poder. ¡Gracias a todas las personas de Tras la Perla de la América por invitarnos y permitirnos compartir lo que hacemos!

Nuestra amiga Pilar nos vuelve a deleitar con una nueva receta con los productos que recibe con La Canasta. Quisimos dejar completo el texto que nos mandó esta semana, y su RECETA DE TALLOS DE ACELGAS, los invitamos a verla en nuestra página…


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *