23 Dic

El 2015 para La Canasta

¡Primero que todo, esperamos que el 2015 haya sido un buen año para ustedes! Para La Canasta, este fue un año de consolidación. Fue un año en el cuál, por decisión tomada en nuestra Asamblea, con varios consumidores y todos los grupos de productores, hicimos un cambio y pasamos de ofrecer dos tipos de canastas a ofrecer tres tipos de canastas y entre tres y cuatro combos, además de los tradicionales productos adicionales. Esto fue una apuesta para darle flexibilidad a La Canasta y para organizar otros temas de nuestro modelo de negocio.

FELIZ 2016

Mirando hacia atrás, vemos este año como un año donde pudimos fortalecer la organización y consolidarnos como una de las organizaciones con mayor trayectoria y reconocimiento en el sector. Los procesos y la calidad de los productos tuvieron una gran mejoría, incluso teniendo en cuenta las duras condiciones climáticas que se presentaron este año.

En cuanto a las personas que participan en este sueño desde la ciudad, llegaron nuevas personas, otras se fueron y muchas siguieron apostándole a esta red agroalimentaria sostenible.

Lo más importante de este año fue, y siempre será, que pudimos establecer ese puente entre el campo y la ciudad y traer productos frescos y saludables a la ciudad. Los grupos de productores han crecido y han mejorado sus prácticas. Más de 20 familias campesinas de la región contaron este año con unos ingresos más dignos y estables gracias al modelo de economía solidaria de La Canasta y a la participación consciente y responsable de las personas en la ciudad que pidieron y comieron los productos que ellas cosecharon.

Llevamos más de 7,500 mercados a diferentes hogares de Bogotá. Además de eso, llevamos alrededor de 100 mercados a los barrios Bella Flor, Paraíso y Mirador en Ciudad Bolívar. Mercados donados por diferentes personas en la ciudad y entregados a La Fundación Bella Flor que los hizo llegar siempre a las familias más necesitadas. Este es un proyecto que queremos fortalecer en 2016 y hemos estado pensando mucho sobre la manera de darle un componente que lo lleve más allá y ellos puedan eventualmente cultivar sus propios productos por ejemplo.

Si bien el crecimiento de La Canasta este año no fue tan marcado como en los años anteriores, si fue un año en el que pudimos aplicar muchas de las experiencias aprendidas en los últimos años para alistarnos para un 2016 de mucho crecimiento. Ahora bien, al hablar de crecimiento no queremos que piensen que crecer es nuestro principal objetivo, pero si que La Canasta todavía tiene mucho camino por recorrer y mucho impacto por generar.

Por lo pronto, solo nos queda agradecerles por apostarle a La Canasta y mandarles los mejores deseos para este fin de año y para el 2016!

Y para cerrar el año, una receta de Crema de arveja


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *