28 Jun

El Capital Social de ARAC

Semana tras semana, cada martes en la tarde/noche, comienzan a llegar las y los asociados de ARAC al restaurante La Conejera, en el margen del poblado de La Pradera. Pero no llegan solo los asociados y asociadas, también llegan estudiantes, profesores, personas con proyectos relacionados y muchas más personas que buscan conocer la magnífica experiencia de esta Asociación.

Ayer, como todos los martes, se reunieron y nosotros los acompañamos para la primera parte de su reunión. El primer turno fue para un joven francés que ha estado visitando y trabajando con los asociados en sus fincas en diversos aspectos. Luego siguió el colectivo Con La Cuchara No Se Juega que presentó su proyecto para abrir puertas de cooperación con ARAC. A estos los siguieron un grupo de profesores de la Uniminuto, que han acompañado el proceso de ARAC desde hace varios años y presentaron varios temas también.

Uno de los temas que nos llamaron la atención fue cuando se empezó a discutir sobre un video que van a ayudar a producir la personas de Uniminto sobre la experiencia de ARAC. De esta discusión salió un tema muy interesante sobre el enfoque principal del video.

En un principio se pensó en hacer el video enfocado en el aspecto de la agroecología y aspectos relativamente técnicos sobre la producción agroecológica. Tan pronto se planteó esto, algunos de los asociados cuestionaron ese enfoque y argumentaron que el aspecto más diferenciador de ARAC no es la agroecología, que si bien es una de las razones de ser de la Asociación, no es la única. De ahí salió una nueva propuesta que es enfocar el video en el tema asociativo de ARAC.

Como organización hermana de ARAC, pensamos que sus logros desde la perspectiva de la asociatividad son realmente un diferencial de ellos y una de sus caras más bellas. Después de alrededor de 6 años de trabajo y reuniones periódicas, es claro que el capital social que han construido las personas que hacen parte de ARAC, es sin duda uno de sus mayores logros.

A primera vista se podría decir que en ARAC se reúnen todas las semanas para agregar la oferta de todas sus fincas, como un ejercicio netamente comercial, pero en la realidad, este es un proceso que realizan únicamente después de haber discutido una variedad de temas no despreciable. Al pensar en ARAC, pensamos más en una gran familia que en una mera agremiación de productores agroecológicos. Su Asociación está basada en las personas que la componen, con un eje central que es la agroecología, pero su gran fortaleza es en efecto la cohesión que los constituye y les facilita todos los proyectos que emprenden. ¡Que sigan así por muchos años más y nosotros con ellos!

Esta semana, déjate tentar con una Mermelada de ruibarbo


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *