26 Ago

El clima es siempre un tema

¡Si llueve, mal, si no llueve, también! Desde la ciudad, esta frase no es tan válida como desde el campo, o por lo menos no cuando las épocas de sequía no son tan fuertes como para secar la provisión de agua de la ciudad, que no pasa tan frecuente. En cambio en el campo, cualquier temporada de mucho calor, mucho frío, mucha lluvia, nada de lluvia, de borrascas, etc tiene consecuencias directas en los productos que están sembrados.

Estos últimos meses han sido un poco atípicos. Hasta la semana pasada, en Bogotá estaba lloviendo más que de costumbre. En cambio, en Subachoque lleva más de tres meses sin llover fuertemente. Don Pedro nos cuenta que en mayo que estaban esperando lluvias, y no cayeron ni 30 centímetros. En la zona rural de Usme por el contrario no para de llover. Posiblemente se han dado cuenta que doña Anaís no ha podido mandarnos sus ricas fresas desde hace meses, porque la lluvia no la deja. Las últimas que recibimos venían muy maltratadas con parches cafés y se dañaban muy rápido. La papa que nos llega en estos días de allá se ha visto afectada por gusanos y viene un poco picada por esa razón. Afortunadamente, ellos han podido salvar algo de la cosecha y han escogido la menos picada para enviarnos.

En Vianí y en el Boquerón, de donde nos mandan los cítricos lleva meses sin llover y haciendo mucho calor. Esto ha causado que las mandarinas por ejemplo pierdan mucha hidratación y nos lleguen con las cáscaras infladas o blanditas. Todo esto es incluso después de la selección que hacen en las fincas para mandarnos la fruta que esté buena.

Jairo nos contaba hoy como sus moras están sufriendo mucho por hongos, porque no ha llovido casi nada en Agua Bonita. Ha hecho mucho calor y tan pronto llueve un poco, las condiciones se dan para que los hongos hagan su fiesta. Él escogió cuidadosamente las moras que no están blanditas, pero al llegar aquí a nuestro centro de acopio encontramos que algunas ya tenían hongo. Hicimos una selección lo mejor posible y esperamos que la mayor parte de las moras lleguen bien a sus casas, pero en todo caso les recomendamos usarlas pronto, o si no alistarlas y congelarlas para consumirse luego.

En Chaparral, William nos cuenta que lleva meses sin llover y a pesar de que en las últimas semanas ha llovido un par de veces, los suelos están tan secos que el agua casi ni los moja y se evapora rápidamente.

En fin, los relatos al respecto son muchos, pero lo que nos parece importante recalcar es nuestro rol como consumidores conscientes y responsables. En la mayoría de los casos son únicamente las personas en el campo quienes asumen los riesgos, pero en La Canasta hacemos lo posible por asumir lo que podemos de manera solidaria con quienes cuidan de nuestros alimentos.

Esta semana les recomendamos usar pronto sus moras para una refrescante Agua de mora con panela

Lluvias 2015-1 Colombia

Fuente: El Espectador http://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/el-fenomeno-de-el-nino-se-extenderia-hasta-marzo-colomb-articulo-582170


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *