13 Ene

El comienzo del 2016

¡Primero que todo, La Canasta les desea un excelente año!

Esta es nuestra primera entrega del año y volvemos a arrancar con energías renovadas para este nuevo año. No es un secreto para nadie que el clima va a ser una variable para tener en cuenta, por lo menos en los primeros meses del año.

El año pasado, alrededor de octubre, cuando debería haber empezado a llover, la falta de lluvias se notó fuertemente en los productos de La Canasta que llegaban algo tristes por la falta de agua durante su crecimiento. Luego, noviembre llegó con algo de lluvias que revitalizaron un poco los secos suelos en los lugares donde llovió. Luego vinieron los calores de diciembre y de comienzos de este año que están secando la poca agua que había por ahí. El impacto en los precios de los alimentos se ha visto en todos los mercados. Hasta ahora, el impacto en las fincas que hacen parte de La Canasta no ha sido muy fuerte y hemos podido mantener los precios de los productos sin que los productores y productoras asuman toda la responsabilidad, como suele suceder, pero eventualmente, y si la cosa sigue como parece que va a seguir, tendremos que pensar en cómo transferir parte de estos riesgos para que no recaigan únicamente en las familias campesinas.

Por lo pronto, cómo podrán ver en sus canastas de hoy, la cantidad de tomates ha disminuido. Ricardo, quien nos trae los tomates de su finca en Santa Sofía, cerca de Villa de Leyva, nos llamó el lunes en la mañana a contarnos que se había acabado la producción que tendría que haber durado un par de meses más. La falta de agua hizo que las matas que tienen un ciclo de producción determinado, acortaran su ciclo. Ricardo nos contaba que cuando su papá hizo unos grandes reservorios de agua al lado de los cultivos, muchos, incluido el mismo Ricardo le dijeron que era un exagerado y que estaba haciendo algo sin sentido. Hoy es casi la única finca de la región que tiene algo de agua e incluso con esta gran ventaja, no lograron suplir la demanda de agua de sus matas de tomate.

Uno de los intentos por sacar tomate en Vianí

Uno de los intentos por sacar tomate en Vianí

¿Qué implicaciones tiene esto? Que posiblemente no podamos mandar tomates en las canastas durante el próximo mes. Estamos buscando alternativas, pero el tomate agroecológico no es fácil de producir y menos con falta de agua. Como nos decía Ricardo, no solo es un tema de baja de producción, sino que los insectos se vuelven también más agresivos, buscando el agua que no encuentran sino en los frutos del cultivo. En fin, no es un panorama alentador, y esto sin ser pesimistas.

Esperemos que las cosas no sean como se supone que van a ser, porque de aquí a abril no debería caer mucha agua que digamos y eso va a hacer la situación en el campo cada vez más compleja. Y claro está en las ciudades también.

Esta semana los invitamos a probar un rico Curry con guatila


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *