10 Dic

El Tomate Orgánico

Desde que empezamos con La Canasta, uno de los principales retos ha sido poder conseguir tomate orgánico pues producirlo en cantidades medianas o grandes no es una tarea que todos los productores están dispuestos a enfrentar. El tomate es muy delicado, y la humedad, los hongos y otros insectos pueden dañar muy rápidamente un cultivo entero.

Los nuevos invernaderos recién instalados

Los nuevos invernaderos recién instalados

En nuestra búsqueda de tomate orgánico, nos encontramos muy pronto con Villa Santos. Establecimos una buena relación con Ricardo, su dueño, quien nos contó que hicieron una inversión en tecnología de punta (invernaderos), que les ha permitido consolidarse como uno de los principales productores de tomate orgánico en Bogotá, desde su finca en Santa Sofía, cerca de Villa de Leyva en Boyacá. Sin embargo, ellos y su infraestructura, no están exentos de las dificultades de producir tomate. Hace algo más de 2 meses usaron un abono orgánico compostado que venía infectado e hizo que las matas no crecieran y se perdiera la producción por un tiempo. En el momento que se dieron cuenta, ya era muy tarde y por eso estamos mandando hoy una canasta sin tomates, a excepción de algunos que recibirán algo de los 5 kg que nos llegaron de Vianí. La semana pasada enviamos unos tomaticos pequeños, que fueron los que se salvaron.

El invernadero permite abrir el techo mecánicamente. Con esta opción, se controla el micro clima para evitar hongos en las plantas

El invernadero permite abrir el techo mecánicamente. Con esta opción, se controla el micro clima para evitar hongos en las plantas

Ricardo nos explicaba cómo el abono orgánico viene de procesos de compostaje de materia orgánica, tal como se hace en todas las fincas de nuestra red. Esta materia orgánica puede desbalancearse más fácil que materiales controlados en un laboratorio como los abonos convencionales. Ellos están investigando para aprender de este impase, pero prevén también que van a tener otra baja de producción entre febrero y marzo. Lo bueno es que la próxima semana ya tendremos tomate nuevamente.

Tomates afectados en el cultivo de Vianí

Tomates afectados en el cultivo de Vianí

Los únicos que se han aventurado a producir algo de tomate para esta Red son María, desde su huerta en las faldas de Monserrate, y el grupo de Vianí. María nos mandó alrededor de 5 kg semanales por un tiempo hasta que salió un hongo tan agresivo que tuvo que sacar las matas de tomate de su huerta antes de que contagiaran los otros cultivos. En Vianí tuvieron la primera decepción hace unos meses cuando una helada violenta les acabó el cultivo (parece que incluso otros cultivos químicos de tomate en la región sufrieron también). En su segundo intento, sufrieron con la invasión de un animalito que se llama pasador que se incuba dentro de la fruta y luego sale de ella dejando un huequito, y con el hongo “golpe de ceniza” que afecta las hojas de las matas. Afortunadamente se está salvando algo del cultivo y nos enviaron lo que obtuvieron en cosecha. Don Jorge cree que el problema fue que la tierra no se desinfectó al sembrar, parecido a lo que vimos que pasó en Santa Sofía.

Hojas con "golpe de ceniza"

Hojas con “golpe de ceniza”

Don Jorge identifica dos falencias en el cultivo de su grupo: la falta de tecnología para defender el tomate y la falta de tiempo de quienes tienen interés por investigar y tecnificar el cultivo. Esto dificulta que los resultados del proyecto sean mejores.

Esta semana les proponemos que prueben la receta de Postre de bananos al horno


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *