04 Jul

El yacón, super alimento andino

El yacón (Smallanthus sonchifolius) es un tubérculo de origen andino que ha sido usado desde épocas prehispánicas, en las regiones húmedas de Perú y Bolivia, desde aproximadamente 1200 años a.C. Se han encontrado registros arqueológicos de la domesticación de esta planta en la población de Tahuantinsuyo. Por el dulzor de sus raíces engrosadas la consumían como fruta fresca o después de exponerla al sol por unos días para aumentar su dulzura. El primer registro escrito sobre el yacón, aparece con Bernabé Cobo en 1633 y se refiere a que se consume como fruta cruda que mejora su sabor si se expone al sol y al hecho de que dura muchos días después de ser cosechada, sin malograrse; por el contrario se vuelve más agradable. Por su parte Yacovleff (1933) dice que el yacón se encuentra en casi todos los fardos funerarios de Paracas. También se han encontrado diseños de sus raíces en pinturas de la cultura Nazca.

Su cultivo y uso se extendió hacia norte y sur del continente a través de los andes. Su comercialización y consumo ha aumentado en los últimos años, gracias a las investigaciones que han evidenciado su alto contenido en Fructoligosacáridos (FOS) e inulina. Debido a estos componentes, aporta desde un cuarto a la mitad de las calorías comparado con otros azúcares simples y constituye una fuente importante de fibra dietaria. Actúa como prebiótico, pues aumenta las bifidobacterias intestinales, microorganismos benéficos que limpian al colon de patógenos y toxinas.

Así, el yacón, puede ser considerado un súper alimento pues genera beneficios para la salud de las personas que quieran llevar una vida sana, que quieran bajar de peso, ayudar a  nivelar el azúcar en la sangre,  mejorar el estreñimiento y realizar algún proceso de detoxificación corporal.

El tubérculo puede usarse como fruta o verdura, le da un refrescante y crocante sabor a las comidas. Crudo después de retirar su cáscara, se consume solo o mezclado con ensaladas picado en cuadritos, rodajas o astillas. También con verduras salteadas, deshidratado o en chips. Su hoja seca o deshidratada, se puede consumir en infusión, mostrando propiedades en la reducción de los niveles de glicemia, efectos lipolíticos (quemar grasa) y un leve efecto hipotensor (disminuye presión arterial). Quiere decir, que su uso es promisorio en personas diabéticas, con hipercolesterolemia e hipertensión. Igualmente, el syrup de yacón es un edulcorante con bajo índice glicémico, excelente para seguir una dieta baja en calorías y para diabéticos. Reemplaza el azúcar y tiene el mismo uso que la miel de abejas o de maple, manteniendo sus propiedades como prebiótico.

Esta semana, prueba esta rica receta: Yacón salteado con espinacas


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *