04 Mar

La Canasta en mi hogar

Esta semana queremos contarles sobre nuestra perspectiva con respecto a alimentarnos con La Canasta semanalmente desde hace ya algunos años. Y también contarles lo que ha implicado para nosotros el cambio de canastas de hace un par de semanas.

Hace más de tres años nos vinculamos al ejercicio de La Canasta Solidaria y desde ahí empezamos a involucrarnos más con el ciclo agroalimentario, y con todas las personas que participan de éste, y gracias a quienes nos llegan los alimentos a la ciudad. Así como hemos recibido mucho de todas las personas que lo hacen posible, también hemos tenido que poner nuestro granito de arena. Por un lado como gestores de La Canasta, pero más importante aún, como consumidores de La Canasta. Así como ustedes, quienes reciben La Canasta hoy.

Si miramos para atrás y comparamos nuestros hábitos alimenticios hace 4 o 5 años con los de hoy, pensaríamos que somos otras personas. Hemos aprendido a preparar nuevos alimentos, a combinar unos productos con otros de maneras  que no hubiésemos combinado nunca y a comer muchos, pero muchos, alimentos frescos. Ha sido un ejercicio de experimentar y diversificar nuestra alimentación.

La Canasta 2012-02-04-027Ahora nuestra dieta está basada en lo que nos da la tierra y las manos que la trabajan. Sobra decir que esto suena más romántico de lo que es, pues no se logra sin esfuerzos de nuestra parte. Antes comprábamos una lata de maíz tierno en el momento en que se nos ocurría hacer una preparación; hoy tenemos en nuestra cocina una mazorca que ya lleva unos días gritándonos que la cocinemos. Entonces la pelamos, limpiamos, sacamos las partes que un par de gusanitos alegres se han ido comiendo y hacemos la misma preparación que anteriormente nos había implicado “solo ir a la tienda”. Ahora bien, si nos preguntan hoy en día, preferimos los esfuerzos que la opción anterior.

En La Canasta no aplica la frase “en casa de herrero, azadón de palo” pues nuestras familias son unos de los consumidores más fieles de La Canasta. Y no se imaginan el trauma que es cuando La Canasta descansa por un par de semanas, pues nos toca ir al supermercado y escoger que vamos a comer. ¡Acción que se ha vuelto un nuevo esfuerzo!

En estos días, como muchos de ustedes, nos estamos readaptando y tratando de entender qué combinación de canastas y combos es la que mejor funciona en nuestros hogares. Esta semana, esta con esta, la próxima esta con la otra, y así midiendo si nos falta o nos sobra comida cada semana. Lo bueno es que este periodo de experimentación llegará a su fin y sabremos qué combinaciones nos servirán mejor en cada semana, dependiendo de los planes que tengamos.

Esta semana, receta de pasta con salsa de calabaza y repollo


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


2 thoughts on “La Canasta en mi hogar

  1. buenas tardes
    Quisiera saber si ustedes manejan aceite de oliva virgen extra natural sin procesos de refinación química y con una acidez muy baja.

    Gracias

    • Hola Victor,
      En el momento no ofrecemos aceite de oliva. No hemos conocido productores de aceitunas hasta el momento, pero si los llegamos a encontrar, seguro incluiremos sus productos. Gracias por preguntar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *