07 Nov

La Canasta y Sistema de Garantías Participativo

La Canasta nos trae cada semana productos agroecológicos. En la página de La Canasta pueden encontrar una explicación del por qué usamos este término y no hablamos de orgánicos. Entendemos que el concepto de “agroecológico” es más amplio, y además de técnicas de producción, incluye aspectos sociales, económicos, culturales y políticos. También nos hemos definido como una red de confianza entre quienes producen y quienes consumen los alimentos pues consideramos que la confianza es esencial en este ejercicio, aunque entendemos que este proceso no puede ser solo un acto de fe: la confianza se construye en el proceso de conocernos y encontrarnos. Por ahora, los encuentros se dan entre el equipo de La Canasta que, como les hemos contado en estas comunicaciones, cuenta con un agroecólogo que se dedica al acompañamiento en las fincas, a la planificación de siembras, al fortalecimiento de la producción y las prácticas agroecológicas y a los ejercicios de establecer costos. Sin embargo, consideramos esencial que las personas que consumen La Canasta se involucren en estos procesos. Por eso estamos organizando un día de campo para que nos encontremos y nos conozcamos, y de esta manera ustedes podrán conocer algunas fincas y podremos hacer intercambios de experiencias e ideas para que fortalezcamos en conjunto este proyecto.

Adicionalmente estamos trabajando en la construcción de un Sistema de Garantías Participativo para La Canasta. ¿En qué consiste este sistema? Se trata de un proceso en el que quienes hacen parte de la red garantizan la calidad de sus productos y sus prácticas, creando una serie de reglas de juego que todas las partes se comprometen voluntariamente a cumplir.

La idea es que en un tiempo ustedes conozcan estas reglas de juego y que todos podamos hacerlo efectivo.

Existen otros mecanismos para garantizar las prácticas de producción en el campo y son los sistemas de certificación por terceros. En este modelo, quienes producen contratan los servicios de una empresa que tiene la potestad de certificar el cumplimiento de la normatividad y certificar un producto como orgánico. La obtención de estos sellos permite acceder a grandes canales de comercialización, pero por supuesto, tiene costos muy altos.

En La Canasta optamos por los sistemas participativos por diferentes razones: primero porque la normatividad a este respecto viene siendo muy discutida por no adaptarse necesariamente a las condiciones de nuestro contexto; segundo porque las certificaciones de terceros tienen un costo que se vuelve inaccesible para los grupos productores, y esto encarecería mucho los productos y por último porque nos gustaría que todos los miembros de la red se involucren, que se den intercambios de conocimientos y que se hagan visitas a las fincas. Esta es una invitación a todas las personas de la red a que nos envíen sugerencias acerca de cómo les gustaría que fuera este sistema, para que avancemos en la discusión acerca de los criterios y las formas de ponerlo en práctica. Pueden enviarlas a produccion@la-canasta.org. ¡Quedamos pendientes de sus aportes y les seguiremos comentando los avances en este tema!

Para las personas que nuevas en esta Red, y para los que no hayan recibido estos productos aún, queremos resaltar la guatila y el yacón, que vienen en La Canasta de algunos esta semana. En pasadas ocasiones hemos escrito y publicado historias y recetas de estos dos ricos productos, y los invitamos a consultarlas en www.la-canasta.org. La guatila es verde, su cáscara tiene espinas y se puede comer cruda o cocinada y el yacón es un tubérculo que es muy refrescante para comer crudo, como una fruta. ¡Basta con pelarlo y comérselo!


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *