02 Abr

La Canasta y Slow Food

logo slowfoodLa semana pasada asistimos a unos talleres organizados por la organización internacional Slow Food (www.slowfood.com). Tres personas del equipo de la organización, que tiene su base en Italia, vinieron a Colombia con la intención de congregar un grupo de organizaciones locales que tuvieran interés y afinidad con su trabajo para discutir sobre las posibilidades de establecer uno o varios “convivium” de Slow Food aquí en Colombia para fortalecer su trabajo.

Slow Food es una asociación de más de 80,000 miembros, agrupados en más de 800 “convivia” alrededor del mundo. El convivium es la forma que utiliza Slow Food para trabajar en diferentes países. Los convivia están conformados por organizaciones locales que establecen unos objetivos de trabajo acordes con la filosofía de Slow Food y de esta manera realizan actividades en conjunto, apoyadas por Slow Food.

En esta ocasión, nos reunimos organizaciones y personas de varios sectores, todos trabajando en temas de “alimentación buena, limpia y justa” que es el slogan de Slow Food. En el grupo estaban restaurantes como Wok y Mini-Mal, organizaciones sociales como La Red de Semillas Libres y ATI y organizaciones de base como Obusinga del Magdalena Medio y ARAC, el grupo de productores de Subachoque que hace parte de La Canasta. Como ven, la idea es trabajar en los temas que trabajamos en La Canasta, incluyendo más sectores para realizar actividades que fomenten los principios de La Canasta que son, como ya lo saben, la agroecología, el consumo consciente y responsable y la economía social y solidaria.

Los resultados de estos talleres fueron buenos pues logramos definir un objetivo general de trabajo, tres objetivos específicos y varias actividades para lograrlos. El objetivo general es “Promover el derecho a una comida buena, limpia y justa, en el marco de la soberanía y las autonomías alimentarias”. Cada organización se comprometió a trabajar en las actividades que escogiera y a conformar un convivium en Bogotá y otros en Cali, La Guajira y en otras regiones. La Canasta hará parte del convivum Bogotá y trabajaremos en temas de educación, tanto con productores como con consumidores, actividades que ya venimos realizando por nuestro lado desde que empezamos con este proyecto.

Para La Canasta es muy bueno poder establecer este grupo, pues ya en varias ocasiones nos habíamos acercado a varias de las organizaciones asistentes y habíamos discutido la posibilidad de apoyarnos los unos a los otros y esta coyuntura es ideal para lograrlo. A medida que haya avances les iremos contando y los invitamos a participar de esta nueva iniciativa, si les interesa hacerlo.

La yuca que nos llega esta semana viene de la finca de William en Chaparral, Tolima. Aquí una receta de Croquetas de yuca rellenas.


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *