24 Abr

La cromatografía y las certificaciones de confianza

Seguramente alguna vez se habrán preguntado cómo es que en La Canasta podemos hablar de productos agroecológicos, y qué formas tenemos para garantizar que realmente lo sean. Acostumbrados como nos tiene el mercado convencional a falsas promesas, nuestra capacidad de confianza se ha vuelto más esquiva. Por eso, construir la confianza es uno de los desafíos más grandes que tenemos en esta red.

Quienes han recibido estas comunicaciones desde el año pasado, quienes las han leído de la página o quienes participaron en el encuentro en Subachoque en diciembre pasado, ya conocen los procedimientos. Esta vez, haremos un repaso por esos temas y les contaremos las novedades.

La red La Canasta tiene un área de trabajo con los grupos productores, en los aspectos técnicos y los organizativos. En lo técnico, Nubia, agroecóloga del Colectivo Tierra Libre, continúa el trabajo que venía realizando Juan Pedro, del mismo colectivo. Nubia trabaja en el campo mejorando los procesos productivos junto con las familias productoras. Además, es la encargada de “certificar” los procesos de producción. Esa certificación también la realiza el resto del equipo de La Canasta, en sus visitas periódicas a las fincas. Tenemos que destacar en este punto que las personas más interesadas en que se respeten los principios de la agroecología por parte de quienes producen, son precisamente las familias productoras. Cada una de ellas da fe de su trabajo, tiene las “puertas” de la finca abiertas a quien quiera visitarla, y se preocupa por que las demás familias de los grupos productores respeten esos principios. Eso por un lado.

Por otro lado, y esta es la novedad, en La Canasta hemos venido realizando unos ejercicios de cromatografía, para que cada familia productora pueda, en un futuro no muy lejano, tener su propia garantía de producción agroecológica en la finca.

La cromatografía es una técnica de análisis que puede ser aplComatografíaicada a los suelos o a los productos. Se trata de un análisis cualitativo, que se realiza con una solución de la muestra deseada plasmada en un papel filtro. El diseño y los colores que se revelen en el papel filtro demuestran la calidad del suelo o producto que se esté analizando. Es una técnica que ha sido rescatada por agroecólogos como Jairo Restrepo y Sebastião Pinheiro, con la intención de recuperar tecnologías apropiadas y apropiables en las manos de las familias campesinas, que de esta manera ganan un espacio más de autonomía, realizando su propio proceso de certificación, sin necesidad de la intervención de terceros.

Ya hicimos varios experimentos, con la guía de Judith, de Aguabonita, quien es parte de la red y realizó el diplomado en agroecología el año pasado como representante de la red La Canasta. Tomamos muestras de suelos de diferentes lotes de las fincas, e hicimos los cromatogramas. Algunos salieron bien, otros no, en ese proceso vamos aprendiendo. Dejamos la invitación para ver en la página web más información sobre esto, que iremos colgando en el transcurso del mes de mayo.

Por el momento, aquí pueden encontrar una cartilla sobre salud del suelo y cromatografía del profesor Sebastião Pinheiro. Está en portugués, pero su lectura es comprensible aún sin conocer el idioma.

Preparación de la papa pepinaPapa pepina

Esta semana todas las canastas van con una libra de la deliciosa papa pepina. Es una semilla de papa rescatada por Jairo de Aguabonita, que la encontró por ahí cuando llegó a la finca y se encargó de reproducirla. Es una papa muy blanda, como la papa criolla, especial para prepararla cocida, durante unos 10 minutos máximo, y disfrutarla sólo con un poco de sal y aceite de oliva o ajonjolí. Así es posible apreciar su maravilloso sabor y textura.


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *