12 Mar

La economía solidaria en la práctica

Uno de los ejes de trabajo de La Canasta es la Economía Social y Solidaria. Para quienes no saben, en La Canasta hacemos un trabajo y acompañamiento constante a las personas que producen nuestros alimentos en el campo. Una de las áreas de trabajo es el tema de los precios, pues éstos se fijan con cada grupo, tratando de reflejar todos los costos de producción incluyendo la mano de obra. Muchas veces en el mercado tradicional estos costos no se alcanzan a cubrir con los precios que dicta la lógica de la oferta y la demanda. Los precios pagados a quienes producen los alimentos en La Canasta se deciden en consenso con cada una de las personas o los grupos y no varían con los precios del mercado, están fijos y se revisan periódicamente.

Dono Jorge (derecha) y algunos compañeros de Agrosolidaria Vianí

Don Jorge (derecha) y algunos compañeros de Agrosolidaria Vianí

Teniendo en cuenta esto, queremos contarles sobre una breve conversación que tuvimos hace unas semanas con Don Jorge, de Vianí. Los precios de los productos que ellos nos envían cada semana están establecidos desde hace tiempo y por común acuerdo así hemos venido trabajando. Lo maravilloso de la conversación es que Don Jorge nos preguntó a cómo íbamos a pagar el limón esa semana. Pregunta bastante extraña, pues el precio no varía. Eso le dijimos a él, y su respuesta fue aún más maravillosa: “Pues sí, el precio lo deben decir ustedes, pues son ustedes quienes saben si con ese precio pueden vender una buena cantidad de canastas, a un precio justo y recibir suficiente por su labor. ¡Eso es comercio justo!”.

Típicamente, dentro del concepto de comercio justo, se procura que la perspectiva sea de abajo hacia arriba, teniendo en cuenta a los productores, pero para nosotros fue una muy grata sorpresa constatar que nosotros más que otra cosa, estamos construyendo una red de confianza entre quienes producen y quienes consumen, y que el equipo de La Canasta lo que hace es facilitar esta relación campo-ciudad. Más aún, que dentro de esta red de confianza, todos estamos interesados en que las relaciones sean lo más justas y solidarias posibles, pensando los unos en los otros y tomando nuestras decisiones con esto en mente. Esto queda evidenciado en las conversaciones con don Jorge y con otros tantos productores en otras ocasiones, así como en varias comunicaciones que recibimos de las personas que consumen la canasta.

Para concluir el tema por ahora, los dejamos con una reflexión que hemos expresado en varias ocasiones sobre el comercio justo y el consumo responsable. Estamos seguros que se han dado cuenta que los aguaceros que están cayendo desde hace unas semanas no dan descanso. En la ciudad se dificulta el tráfico, nos mojamos, etc. En el campo, la situación es también compleja, pues estas lluvias torrenciales afectan mucho los cultivos. Se dañan las plántulas, la humedad es ideal para los hongos que atacan los productos, a ciertos productos como las moras les sale hongo muy pronto después de cosechadas, etc. La reflexión es ¿cómo reflejar esto dentro de los costos de los productos para que no sean solo los productores los que carguen con ellos? Bienvenidas las ideas…

Para disfrutar las guatilas de Vianí, receta de Guatila con mantequilla

 


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *