16 Jul

La Semilla de la Vida

Amigos de La Canasta, esta semana nos cuentan su historia nuestros amigos de 8m2, gracias a ellos por la sorpresa de hoy!!

Esta semana en tu canasta vas a encontrar un regalo llamado Sacha Inchi (también se le conoce como ‘la semilla de la vida’). Se trata de una semilla de origen Amazónico que fue utilizada por los Incas en su alimentación y medicina, como lo atestiguan precolombinos encontrados en sus tumbas.

Semilla sacha inchi

Semilla sacha inchi

En este caso, el Sacha Inchi de La Canasta viene del Putumayo. Hoy se estima que hay aprox. 80 Ha de Sacha Inchi cultivadas en el Putumayo. Lamentablemente esto representa una baja en comparación de hace 10 años debido a la política antidrogas que promovía la aspersión aérea con glifosato. Esto terminó contaminando la tierra y obligó a muchos campesinos a buscar otras alternativas. Los productores de Sacha Inchi en el Putumayo están por lo general asociados y existen tres empresas grandes que compran la semilla y se encargan de transformar el producto.

Nuestro Sacha Inchi es producido por una pequeña empresa llamada FrutyAmazonicos. Esta empresa está conformada por cuatro personas y es líderada por Pedro Cubillos. Pedro es uno de los pioneros en promover este cultivo en Colombia y ha trabajado para promover las asosiaciones campesinas, el comercio justo y en ensayar nuevas formas para mejorar su producto.

El Sacha Inchi llega a La Canasta vía un proyecto llamado Ocho Metros Cuadrados (www.8m2.co). Es una iniciaitva que ayuda a pequeños productores a comercializar su productos por medio de innovacion, calidad, productividad, imagen y a acceder mercados más rentables.

El Sacha Inchi es una planta hermafrodita que necesita de tutores (otros árboles o palos) para que pueda crecer. Da cosecha todo el año y puede durar hasta 10 años.

La semilla se recoge cuando pasa de color verde a color café. Se requiere de una máquina para quitarle la cascara. Se deja secando al sol y cuando ya está lista para procesarse se remueve una segunda cascara usando una piedra como martillo. Luego se selecciona a mano las mejores semillas (según color y textura) y estas se tostan en un horno de pan por 2-5 horas (dependiendo de la humedad).

La primera mención científica del Sacha Inchi fue hecha en 1980 por la Universidad de Cornell en EEUU, quienes demostraron que las semillas del Sacha Inchi tienen alto contenido de proteínas (29%), Omega 3 (48%), Omega 6 (36%) y Omega 9 (8%). Dado sus propiedades, el Sacha Inchi permite reducir el riesgo cardiovascular y la presión arterial. Además es excelente fuente de antioxidante.

Si te gusta el Sacha Inchi, puedes seguir pidiéndolo con tu canasta y comerlo como snack o en ensaladas.

Esta semana, receta de Ensalada de acelga con Sacha Inchi

 


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *