20 Abr

Las familias campesinas de La Canasta

La Canasta 2012-06-20-057El tiempo va pasando y a veces se nos olvida que hace rato no hablamos de todas las familias campesinas que están detrás de los productos que recibimos cada semana. Hace poco más de 4 años que empezamos con esta apuesta para acercar al campo y a la ciudad y crear relaciones más solidarias de parte y parte. Nuestras primeras comunicaciones estuvieron llenas de presentaciones y de temas nuevos sobre los cuales podíamos escribir y contar para lograr visibilizar todo lo que hay detrás de unas cuantas frutas y verduras.

A medida que fue pasando el tiempo, sentimos que no debíamos repetir historias y contar una vez más sobre las personas y familias que ya habíamos presentado, pero en realidad, hay temas que nunca dejarán de ser relevantes para ser contados una y otra vez y siempre habrá algo nuevo que decir al respecto.

Dicho esto, quisiéramos hablar de nuevo sobre las familias campesinas que hacen parte de esta Red. Para escribir sobre cada una de las familias necesitaríamos mucho más espacio y tiempo de lo que encontramos aquí, pero en estos días lanzaremos una nueva versión de nuestra página web donde podremos contarles un poco más sobre cada familia. Por lo pronto empecemos por localizar a quienes trabajan la tierra y cultivan nuestros alimentos.

Desde hace 4 años trabajamos con nuestros amigos de Subachoque, un grupo que empezó paralelamente con La Canasta y ha crecido acorde. La Asociación Red Agroecológica Campesina ARAC se compone de unos 20 a 30 miembros que se reúnen semanalmente y cultivan hortalizas y frutas de clima frío.

También desde la misma época trabajamos con algunas de las familias de Agrosolidaria Vianí que además de tener hermosos cafetales nos mandan banano, plátano y cítricos, entre otros productos de clima templado.

Seguimos con el grupo de Silvania y Fusa desde Jairo y Judith en Aguabonita a unos 2200mts cultivando hortalizas y otros muchos productos de clima templado hasta Wilson y su familia en El Boquerón a unos 500mts con muchos árboles frutales.

Desde las montañas de Boyacá, desde Tibaná, doña Leito nos trae los huevos que varias familias le llevan de su par de gallinitas cada semana, y también llegan productos de don Fabriciano y sus hermanos de Boyacá.

Desde la zona rural de Bogotá nos llegan las hortalizas y frutas de doña Anaís y su grupo de Cultivadores de Vida en Usme, Ciudad Bolívar y Sumapaz y de las faldas de Monserrate las frescas lechugas de doña María.

El recuento continúa, pero por lo pronto los dejamos con una receta que nos compartió Diana: Pancakes de banano


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *