12 Dic

Las historias detrás del alimento

La alimentación es un derecho imprescindible y vital. Y, a pesar de esto, nos encontramos en un escenario mundial donde prevalece la inequidad, con presencia de obesidad y hambre al mismo tiempo, en un mismo territorio. Donde el productor es sólo el primer eslabón de una gran cadena que no lo retribuye de manera justa por su trabajo. Por eso, la misión de La Canasta se centra en el ciclo agroalimentario para que la agroecología sea una forma de vivir bien, fortaleciendo las capacidades técnicas y productivas de los agricultores que hacen parte de nuestra red, facilitando el acceso al mercado de sus productos y garantizando que reciban un pago justo: más del 60% del valor final que pagan los comensales. También trabajamos en el cuidado de la biodiversidad, la integralidad del ciclo del alimento, disminuyendo las distancias entre productores y consumidores, comunicando las historias detrás del alimento, promoviendo el consumo consciente, mejorando el acceso de alimentos agroecológicos en la ciudad y promoviendo la salud.

Así las cosas, somos un gran canasto que reúne a los diferentes actores del ciclo agroalimentario a través de relaciones de confianza, de amistad, de intercambios comerciales y de conocimientos. En este contexto, la alimentación se vuelve una experiencia que nos permite aprender cosas nuevas, vivir bien y hacer parte de una comunidad.

Son 7 años en los que hemos trabajado en el engranaje de un ciclo agroalimentario ecológico y logrado construir una red de productores, formada hoy día por más de 30 fincas ubicadas en Cundinamarca en su gran mayoría. Hemos generado espacios para compartir saberes entre fincas y, a partir de su propia iniciativa, en cooperación con la Red de Mercados Agroecológicos de Bogotá, se empezó a gestar el Sistema Participativo de Garantías (SPG) para generar confianza en toda la cadena y apoyar los procesos productivos de cada finca.

Son muchas las historias para contar y los lazos que hemos ayudado a tejer, y seguimos creyendo y trabajando en equipo para cumplir nuestra misión.  Tener una conexión a algo es parte de la naturaleza humana, así que uno de nuestros propósitos es promover esa conexión entre todos los actores del ciclo agroalimentario. Queremos que cada vez se sumen más personas y que las que ya hacemos parte, encontremos en las experiencias e historias detrás del alimento una excusa para encontrarnos, compartir conocimientos, generar posibilidades de vivir bien y hacer comunidad.

Lo más bonito de esto, es que quien pertenece a esta red, desde productores hasta comensales, se ha mantenido en ella compartiendo principios de vida similares. Y todavía nos queda mucho más por hacer.

Esta semana, los invitamos a probar una rica Ensalada de espinacas


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X