03 Jul

Las papas

Las papas, en plural, porque en Colombia existen muchísimas clases de papa que no conocemos. Las que se consumen regularmente en el mercado son unas pocas variedades y hoy en La Canasta queremos presentarles una variedad criolla y contarles un poco sobre el cultivo de este producto.

El cultivo agroecológico de la papa es difícil. De hecho, entre las personas dedicadas al cultivo convencional se escucha a menudo decir: “sacar papa orgánica es imposible”. En efecto, la papa es atacada por los gusanos blancos, las chizas, las polillas guatemaltecas y un hongo despiadado al que le llaman la gota, por mencionar algunos. Por esta razón el cultivo convencional de papa puede recibir entre 8 y 10 fumigaciones con agrotóxicos cuando hay buen clima, y hasta 17 o 18 cuando hay complicaciones.

Sin embargo, en la red de La Canasta ya son varias las fincas que están sacando papas agroecológicas pero es necesario hacer varias cosas concienzudamente para lograrlo. Adelmo, del grupo productor de La Pradera, Subachoque, nos cuenta que primero hay que preparar el suelo con minerales y mucho abono orgánico. De hecho, la clave de la agroecología está en la vida y la salud del suelo. Luego hay que dejar que a la semilla de papa le salgan los tallitos, para a continuación untarla con un preparado de sábila y diatomea. La diatomea consiste en cristales de silicio, que funcionan como pinches microscópicos que hacen que a los gusanos no les den ganas de hincarle el diente a las papitas. Luego, se preparan varias pociones, como el caldo bordelés, que es una mezcla de cal con sulfato de cobre; el caldo sulfocálcico, que con su mezcla de azufre y cal aporta nutrientes; el caldo supermagro, que tiene muchos elementos y fue bautizado así en honor al campesino brasileño que compartió su fórmula para nutrir los suelos, entre otras preparaciones protectoras.

En esta canasta tenemos una papa muy especial que viene de la finca de Jairo y Judith en Agua Bonita, Silvania. La llaman papa pepina, y como podrán ver es roja por fuera y blanca por dentro. Jairo encontró la semilla de esta papa en su finca y se dedicó a conservarla y multiplicarla. Tiene muchas ventajas, porque además de ser exquisita, es muy resistente a los ataques de bichos y hongos, por lo que además necesita mucho menos trabajo que las demás variedades. A los 90 días de sembrada ya se puede cosechar, mientras otras variedades se demoran de 5 a 6 meses.

Para prepararla, tengan en cuenta que se cocina rapidísimo, en unos 10 minutos, si no menos. Si se deja cocinar mucho tiempo, se derrite completamente. Es deliciosa para comérsela cocida y con un poquito de sal.

¡Jairo sigue trabajando para reproducirla y poner más papas pepinas en una próxima oportunidad!

En el blog de La Canasta www.la-canasta.org encontrarán recetas de papas y de otros productos que vienen en su canasta de hoy como el repollo y la calabaza.

Los invitamos también a que compartan con nosotros sus recetas, para compartirlas con todos los consumidores de La Canasta.


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


2 thoughts on “Las papas

  1. Pingback: Nuevos productores y nuevos productos. Dificultades para sacar papa agroecológica | LaCanasta

  2. la papa pepina en Boyaca su cortesa es de color como asuloso y por dentro es amarilloso pero ase mucho que yo no la encuentro me gustaria que bendieras unas semillas y como ago para comprarselas mi correo es evangelina 0411@gmail.com rasias por su amable atencion espero su respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *