10 Ago

Lo que nos da la tierra

La Canasta 2012-06-20-033Una de las productoras más antiguas de La Canasta es Doña María. Ella y su marido Don José cultivan la mayoría de las lechugas y otras hortalizas que nos llegan cada semana en La Canasta. Desde su bello rincón en las faldas de Monserrate, en medio del bosque, María y José cultivan una gran variedad de productos de clima frío, como lechugas, acelgas, perejil, cilantro, remolacha, zanahoria, repollo, calabacín, tomate de árbol, lulo de páramo, uchuva, espinaca, tallos, etc.

La Canasta 2012-06-20-023La verdad que cada vez que tenemos el placer de visitarlos, nos trasladamos inmediatamente a un lugar diferente y nos olvidamos que estamos a tan solo unos pasos de la ocupada Bogotá. Basta pasar la cerca y el portón y comenzar a bajar por un camino rodeado de flores y alimentos para sentirse en el campo. Una vez se llega al final del camino, está la casa de ellos y lo primero que se ve es la cocina, de donde siempre sale un jugo, un tinto, un pancito o cualquier otro detalle que Doña María siempre nos brinda con su generosidad campesina.

Hablando de alimentación con Doña María alguna vez, ella mencionó que la alimentación en las fincas y zonas rurales era muy diferente a la de las ciudades. Esto no es difícil de imaginarse, pero le preguntamos para que nos explicara un poco más en detalle. Ella prosiguió diciendo que en el campo se comen muchas verduras y sopas llenas de diversos productos, mientras que aquí en la ciudad no preparamos sopas de ese estilo, como cuchucos, mazamorras, cocidos, etc. La razón que ella nos explicó es que en el campo se cocina con lo que esté dando la huerta cada día. De esta manera, la diversidad de alimentos para cada preparación es muy alta.

La Canasta 2012-06-20-031Nuestras abuelas conservan o conservaban todavía estas tradiciones campesinas y cocinaban este tipo de platos, mientras que no es común en la mayoría de los hogares urbanos hoy en día alimentarse con estas preparaciones.

No sabemos si es su experiencia también, pero en nuestros hogares, donde llega La Canasta cada semana y trae una variedad de verduras que nos dio la tierra esa semana, frecuentemente hacemos unas ricas sopas con fríjol, acelga, papas, cubios, arracacha, guatila, repollo, calabaza, perejil, zanahoria, incluso con rábano, remolacha y demás. Si bien estas sopas son solo unas sopitas, comparadas con las Sopas campesinas, son deliciosas y nos llenan de energía para el día a día de la ciudad.

Frecuentemente se nos pregunta por qué no se puede escoger lo que viene en el mercado cada semana y qué se puede hacer con ciertas cosas que no nos gustan tanto. Hay muchas respuestas, pero una de ellas es para poder darnos el lujo de comer con lo que nos de la tierra e invertir un poco más de tiempo y energía en nuestra alimentación. Probar y experimentar varias preparaciones para alimentarnos sanamente con las delicias de la tierra.

Esta semana, Doña María nos deleita con su receta para hacer un Cuchuco de trigo


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *