15 May

Los desafíos de la soberanía alimentaria

La soberanía alimentaria es un tema del que se habla desde hace unos años, cuando Vía Campesina, la organización internacional de organizaciones campesinas, posicionó el concepto. De hecho, frente al discurso institucional de la seguridad alimentaria, las organizaciones campesinas alzaron su voz y propusieron cambiar no sólo las palabras sino también el proyecto político que las sustenta en la práctica.

Reunión con productores y productoras de Subachoque

Reunión con productores y productoras de Subachoque

Así, si la seguridad alimentaria tiene que ver con el hecho de tener alimentos suficientes para satisfacer las necesidades y no padecer hambre, la soberanía alimentaria va mucho más allá. No se trata sólo de tener acceso a los alimentos, sino que esos alimentos sean producidos por las comunidades campesinas y los pequeños productores y productoras, con respeto a la naturaleza, con poder de decisión acerca de quién produce, qué produce, cómo produce, para quién produce, dónde produce los alimentos. Esto resume a grandes rasgos lo que implica la soberanía alimentaria. Hacer frente a los desafíos que la soberanía alimentaria nos presenta implica tener en cuenta el tema de las semillas y la lucha contra su privatización y monopolización, de lo que ya hemos hablado en este espacio; el acceso a la tierra, especialmente en países con desigualdades tan abismales como Colombia; la relación con la naturaleza, el agua, la agro biodiversidad; los accesos a los mercados, cada vez más concentrados por los gigantes de la distribución; las formas de consumo; entre muchos otros frentes.

En La Canasta somos muy prudentes al hablar de nuestro rol en la construcción de la soberanía alimentaria, porque entendemos que se trata de un proceso muy complejo y también ambicioso. ¿Iniciativas como La Canasta son necesarias en este proceso? Sí. ¿Son suficientes? No. Si tenemos en cuenta ciertos hechos, como que a partir de las últimas décadas del siglo XX las cadenas de distribución de alimentos se transformaron en actores centrales del sistema agroalimentario, influyendo y estableciendo reglas de juego en todo el sistema, podemos reafirmar la necesidad de contar con otros canales de relación entre el campo y la ciudad, que se basen en lógicas diferentes a las de la ganancia privada, como es el caso de La Canasta. ¿Sabían que Wal-Mart, por ejemplo, es la mayor empresa del mundo en volumen de facturación? Ésta equivale al 2 % del PBI de EEUU, y tiene 2,1 millones de empleados en todo el mundo. Con cifras menos impresionantes pero igual de alarmantes, el grado de concentración de la distribución de alimentos es cada vez mayor en todo el mundo. Frente a este canal de comercialización ¿Qué poder tienen las familias campesinas o las pequeñas producciones de alimentos?

Taller de costos de producción

Taller de costos de producción

Esta semana les contamos que los precios subieron en La Canasta. Y esto es así porque las familias productoras de la red hicieron cálculos de costos de producción y los resultados indicaron que los precios que tenían estaban muy por debajo de los costos reales. Y en la red, aceptamos este hecho y asumimos nuestra responsabilidad con la construcción de esta alternativa. Estos, aunque pequeños, son pasos en la construcción de la soberanía alimentaria, que se dan necesariamente en forma colectiva. Sigamos así.

En el enlace encontrarán una rica y sencilla receta de crema de acelgas para que la prueben.


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *