12 Jul

Los precios solidarios de La Canasta

Uno de los temas de mayor sensibilidad dentro de nuestro trabajo es el de los precios que se pagan por los productos a las personas que los cultivan en el campo. Uno de los tres pilares de La Canasta es La Economía Social y Solidaria, lo cual entre otras cosas y en pocas palabras quiere decir que en nuestra red se compran los productos a precios justos para quienes los cultivan y también se venden éstos a precios igualmente justos a los comensales. En la práctica, por un lado, alrededor de un 70% del precio que recibimos por la venta de las canastas va directamente a pagar a los campesinos por sus productos, y por otro lado, los precios de los productos no están regidos por las leyes de la oferta y la demanda y del mercado, sino que se fijan en común acuerdo con los productores.

Los precios de los productos se fijan de acuerdo a los costos de producción, asegurando que éstos permitan que las personas que cultivan los productos puedan vivir en condiciones de vida digna, gracias a su labor campesina. El acuerdo es que cada vez que las condiciones cambian (por ejemplo cada año con la inflación), se revisan los precios y se establecen los incrementos o rebajas a éstos. Este proceso se realiza siempre en común acuerdo y con la participación de productores, comensales y el equipo de La Canasta en nuestra Asamblea anual Desde hace unos meses, cuando fijamos los precios para este año, quedó en el tintero la idea de unificar los precios pagados por cada producto a todas las fincas. Hasta ahora, cada finca maneja un listado de precios específico y si bien las variaciones de éstos no eran grandes entre finca y finca, si había ciertos productos que se pagaban diferente. Rosalba, la persona de nuestro equipo encargada de las relaciones con las fincas, en conversaciones con la mayoría de las personas en las fincas, propuso unificar los precios de cada producto para todas las fincas.

De esta manera, el sábado pasado nos reunimos con representantes de todos los grupos de productores para discutir sobre ésto y sobre temas de planificación de siembras. En consenso total decidimos revisar y unificar los precios de todos los productos. Entre las personas reunidas, en especial los productores, decidimos bajar ciertos precios para ser aún más competitivos con nuestras canastas. Los cambios no fueron radicales, pero eventualmente verán más productos que lo acostumbrado en sus canastas en las próximas semanas. La apuesta es incrementar las ventas para sacar más volúmenes.

Paradójicamente, en una visita a la plaza de Paloquemao este fin de semana nos sorprendió que los precios de muchos de los productos estaban bastante altos allá, incluso por encima de los precios de La Canasta, lo que no es lo habitual. Las ventajas de los precios fijos y de la economía solidaria para los comensales…

Esta semana, sugerimos una rica preparación: Casquitos de papa criolla dorados


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *