15 Feb

Menor impacto: reutilicemos

Desde que comenzamos con este ejercicio de consumo consciente y responsable hace ya varios años, hemos procurado que nuestras decisiones sean informadas y que generemos la menor cantidad de impacto negativo posible. Antes de empezar con La Canasta, en nuestra fase de Canastas Solidarias, no utilizábamos ninguna clase de empaques. Cada persona que participaba en el proyecto iba cada 15 días a un punto en la ciudad a donde llegaba el mercado y llevaba sus bolsas, maletas etc. Cada cual empacaba su mercado de la manera más conveniente para transportarlo hacia su respectivo hogar.

canasta-cajas

Esto funcionaba muy bien pero cuando nos “transformamos” en La Canasta, tal y como funciona hoy en día, necesitábamos transportar varios mercados y el “no empaques” anterior no funcionaba más. Tomamos la decisión de utilizar cajas de cartón para empacar los mercados, y bolsas de papel o plástico en la medida que fuera necesario empacar ciertos productos que sin empaque se perderían y/o maltratarían si iban sueltos en la caja. Es así como ustedes reciben el mercado de esta manera, usando la menor cantidad posible de empaques.

Usamos empaques que los invitamos a devolvernos limpios para ser reutilizados como los frascos de vidrio para los yogures y algunos quesos y cajas de plástico para las moras y fresas. Todos estos empaques los reutilizamos nosotros directamente o los devolvemos a las personas que los reutilizarán. Por fortuna, muchos de esos empaques vuelven a nosotros y podemos continuar el ciclo con ellos. Otros empaques como las bolsitas de papel y plástico pequeñas son más difíciles de limpiarse y es más complicado reutilizarlas, pero si no lo hacemos, al reciclaje van a dar, para ser transformados con el reciclaje del resto de la ciudad.

cajas-inventario

Nuestro mueble con cajas para reutilizar

El caso de nuestras cajas es muy interesante. El año pasado entregamos alrededor de 3,300 mercados, que serían alrededor de 4,000 cajas, que teniendo en cuenta sus dimensiones, podríamos hacer un camino continuo de 40 cm de ancho desde Bogotá hasta Popayán (alrededor de 550 km). Por fortuna, much@s de ustedes nos devuelven las cajas desarmadas, que son guardadas por nosotros y reutilizadas para próximos pedidos hasta que la caja no dé más. Normalmente dura para al menos 3 idas y vueltas. El caso es que por fortuna, más o menos un tercio de las 4,000 cajas fueron reutilizadas, alrededor de 1,300.

Como pueden ver, el ahorro de cartón no es menor y entre más cajas y otros empaques nos devuelvan y reutilicemos, más limpio le estaremos jugando al planeta. Por eso los invitamos a limpiar los empaques reutilizables y a desarmar las cajas para devolvérnoslas en la siguiente entrega. De no ser posible, al menos asegurarse que éstos sean separados y entregados como reciclaje y no sean mezclados con la basura común y corriente que irá a ser depositada en los sobresaturados rellenos sanitarios de las ciudades.

Aprovechando la cosecha de naranjas, aquí va una receta de Ensalada de zanahoria y naranja


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *