09 May

Molde de papa y calabacín gratinado

Engrasar una refractaria con mantequilla y alternar un par de capas de papa pastusa y calabacín cortados en rodajas delgadas. Sazonar cada capa con un poquitín de sal, pimienta y tomillo. Cubrir con una capa de rodajas de tomate, crema de leche y queso parmesano encima. Cubrir el molde con papel aluminio y llevar al horno por una media hora. Asegurarse que la papa está cocinada y quitar el papel para gratinar por unos minutos más.


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *