19 Nov

Nuestra última visita a Vianí

La Canasta 2014-11-17 041El viernes pasado estuvimos visitando a los productores de Vianí. Nos reunimos a charlar con don Jorge Bello, don Jorge Méndez, don Jairo Saldaña y con Victor que le ayuda a Carlos Velandia en su finca. El motivo principal de la visita era comenzar a preparar la asamblea de La Canasta con los grupos de productores, para lo cual también visitamos al grupo de Silvania y hemos estado comunicándonos con el grupo de Subachoque en estos días.

Siempre es gratificante ir a visitar las fincas. Nosotros nos llenamos otra vez de energía para continuar trabajando por este modelo de ciclo agroalimentario sostenible. Es muy satisfactorio ver y charlar con quienes están produciendo nuestros alimentos. De esto pueden dar fe también quienes fueron a visitar y conocer a María y su huerta este lunes festivo.

En la visita charlamos sobre los frutales de las fincas, la cosecha de cítricos que se avecina (en mitad de año no hubo cosecha por el verano, pero ésta pinta bien), los tomates que se les dañaron hace unos días y otros muchos temas al tiempo que comíamos mango, guanábana y naranjas recién bajadas de los árboles. Entre otros temas nos contaban sobre una empresa grande que les compraba hierbas aromáticas y frecuentemente no recibían el pago por su cosecha sino hasta después de la siguiente. Nos sentimos muy bien pues hasta ahora les hemos podido pagar casi siempre tan solo unos días después de recibir sus productos, y definitivamente antes de que nos hagan el siguiente envío.

Claro está que estas visitas también nos recuerdan los retos que tenemos todos. Uno de los retos en Vianí es el tema del transporte. Si bien no están muy lejos de Bogotá, a unos 75 km pasando por Faca y por Albán, para luego desviarse por una carretera que ha sufrido mucho por la geología de la zona, haciendo que esté dañada en varios tramos, unos incluso convertidos en pequeñas trochas. Otro tema es que uno de los peajes cuesta más de 10 mil pesos, lo que sube los costos de transporte sensiblemente. El caso es que el transporte de los productos de Vianí está lejos de estar resuelto. Las fincas quedan en una vereda a unos 15 minutos del pueblo y hasta ahora, lo mejor que hemos podido lograr es que una flota que pasa por la vereda, traiga los productos a Bogotá. De otra manera se suben mucho los costos. Pero el problema es que los productos sufren mucho en este transporte y por eso los bananos se maltratan frecuentemente. En conjunto con nuestros amigos de Vianí, seguimos buscando alternativas. Les iremos contando.

También fuimos a ver el cultivo de tomates, que iba muy bien y de un momento a otro le apareció un hongo. Esta semana nos alcanzaron a mandar algunos kilos y esperamos que puedan salvar más porque están muy bonitos. Es en esos casos cuando nos preguntamos cómo hacer para que el riesgo de estas pérdidas no recaiga solo en los productores, pero es difícil llegar a una buena respuesta para este dilema.

Para esta semana, les sugerimos hacer Moneditas o patacones de banano verde


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *