24 Jul

Pequeñas grandes victorias

Amigos de La Canasta, como muchos de ustedes saben, esta canasta que reciben hoy no es un mercado, es una apuesta por un modelo más incluyente con los campesinos que trabajan la tierra para que podamos disfrutar de sus frutos.

Algunas de las caras detrás de La Canasta

Algunas de las caras detrás de La Canasta

La Red de La Canasta en el campo se construye con el trabajo de más de 35 familias que viven principalmente en 3 poblaciones: Vianí, Subachoque y Silvania. Como les hemos contado en otras ocasiones nosotros asumimos un compromiso de acompañamiento y compra de productos con ellos y desde hace un año y medio se hacen visitas semanales a las fincas para ver los avances de cada proceso y escuchar las historias de cada finca. Para el acompañamiento técnico contamos con el apoyo de Nubia, agroecóloga, quien se encarga de temas como mejoramiento de suelos, tratamiento orgánico de plagas y enfermedades y planificación de siembras. Por otro lado, Sabina se encarga de motivar algunos procesos paralelos como la cría de gallinas criollas para que podamos tener huevos de muchos colores, procesos de asociatividad y de fortalecer las relaciones y motivar a los productores pues el trabajo en el campo no es fácil y se corre el riesgo de perder el impulso. El trabajo diario en La Canasta se trata de no perder la fe y apostar por un modelo que va contra muchas de las lógicas y costumbres del consumo y la producción de alimentos al que nos hemos acostumbrado. De alguna manera cada producto y cada semana que pasa se convierten para nosotros y para quienes perseveran en el ejercicio, en una pequeña gran victoria. Hoy queremos compartir con ustedes algunos de los logros que hacen que este esfuerzo valga la pena:

En Vianí por ejemplo, Virgilio está muy motivado con La Canasta y sembró yuca de una mejor variedad. Judith en Silvania es una líder innata que motivó a su hermano Wilson a unirse a la Red y gracias a ese impulso puso nuevamente su finca a producir. Ana, también en Silvania, se animó con las siembras y hoy nos manda algunas acelgas y habichuelas de sus cultivos nuevos. Pedro, Jaime, Maribel y sus demás compañeros en Subachoque continúan fortaleciendo su proceso y el de la organización ARAC que conformaron recientemente y su trabajo ya es reconocido por las autoridades del municipio, tanto, que fueron como representantes de Subachoque en Agroexpo. Si bien algunas veces nos cansamos de repetir espinaca o guatila, es importante que ustedes entiendan que cada alimento que reciben hoy es una pequeña victoria de todos. Cada finca que hace parte de la Red es una finca menos donde se contaminan la tierra y el agua con químicos, cada vez que hay un producto nuevo de la planificación es el resultado de un esfuerzo por combatir gusanitos y hongos que atacan las plantas. Cada semana es una pequeña gran victoria de un trabajo colectivo por construir un modelo más justo con las personas y más responsable con la naturaleza.

Ese pimentón amarillo, que en la finca de Pura Vida costo tanto levantar, es una pequeña victoria en sus platos de esta semana. La espinaca, cada vez más fuerte y bonita es una pequeña gran victoria de Subachoque y una muestra que los suelos están mejor. Disfruten sus canastas de esta semana y sientan la emoción que debió sentir Nairo Quintana al recibir ese trofeo pues en La Canasta cada semana tratamos de ganar un premio de montaña y ustedes merecen compartir el premio cuando damos un paso adelante.

 Con los productos de esta semana les recomendamos una receta que compartieron Mafe y Francisco con nosotros hace unas semanas: Huevos pochados en guiso de tomate, cebolla, espinaca, vinagre de sidra, comino y ajíes amarillos


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *