16 Mar

¿Qué hacer la próxima semana?

La próxima semana, es la Semana Santa, como la mayoría de nosotros lo sabe. Desde que inició La Canasta hace unos años, hemos decidido no enviar canastas en Semana Santa. Esto por varias razones, pero la principal es que tanta gente sale de Bogotá, que asumimos que los pedidos se bajarían mucho y estaríamos haciendo todo el esfuerzo que implica distribuir los mercados para solamente hacer llegar alimentos a muy pocos hogares.

La Canasta 2012-12-07-014No obstante, la decisión no es fácil, porque como ya les hemos dicho, la tierra no descansa ni tiene festivos, sino que sigue sus ciclos naturales y los productos siguen madurando a su propio ritmo. Esto quiere decir que puede que haya algunos productos que se pierdan porque si no se cosechan a su debido tiempo, pues no nos dan 2 semanas de espera mientras descansamos y/o rezamos.

Y para complicar aún más la ecuación, para quienes salimos de la ciudad a tomar otros aires, no hay problema en que no llegue mercado en una semana, pero para quienes nos quedamos disfrutando de la paz y tranquilidad de la ciudad, y en este año también del Festival Iberoamericano de Teatro, no recibir canasta si puede ser mucho menos que ideal. En el caso de nuestra familia, cada vez que no nos llega nuestro mercado semanal de La Canasta, nos vemos en la necesidad de ir al mercado y pensar en qué debemos comprar para cocinar en los próximos días. Y eso se ha vuelto una tarea muy compleja y poco deseable para nosotros. Cocinar con lo que nos daba la tierra cada semana fue al principio un poco inusual y nos tomó un rato acostumbrarnos, pero después de unos meses la moneda se volteó completamente y hoy en día lo inusual para nosotros es tener que ir al mercado a escoger los productos para la semana. Como dicen, el hombre es un animal de costumbres, y esto es una prueba de ello.

Uno de los grandes cuestionamientos que nos han hecho constantemente es que la canasta sea sorpresa y que los comensales no puedan escoger los productos y las cantidades que deseen. Hay varias razones para esto, pero la principal, es que esto nos permite compartir parte de las responsabilidades y riesgos entre el campo y la ciudad y hacer de este ciclo agroalimentario, uno sostenible. Si la tierra nos da éste o el otro producto ahora, ¿por qué dejarlo perder para consumir otro que posiblemente no esté en cosecha sino que haya sido importado, guardado, acelerado o retardado para acoplarse a la demanda?

En todo caso ya sabemos que podemos hacer la próxima semana sin los mercados de La Canasta: salir de Bogotá o ir a una plaza de mercado a ver y preguntar qué está en cosecha, para aprovechar, no los precios reducidos, sino lo que la tierra nos está dando en este momento.

Esta semana los invitamos a probar la receta de Pasta con salsa de ahuyama


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *