20 Dic

Tiempo de balances

Casi nadie escapa en estas fechas a la tentación de hacer un balance de lo que ha sido el año que ya se va acabando, al menos en nuestro calendario. Nosotros no somos la excepción y con el cansancio de todo un año de ajetreo, miramos los meses que han pasado y no podemos estar más felices. El 2012 ha sido el año en el que La Canasta como proceso se afianzó y empezó a volar. El año en que fortalecimos la relación con los grupos productores de Subachoque y de Vianí, y en el que conocimos a las familias de Silvania, el Boquerón y Fusagasugá, que hoy hacen parte de la red. En el 2012 nos conocimos con ustedes, que también le apuestan a la posibilidad de generar cambios desde nuestras acciones cotidianas.

Por estas fechas, hace un año, estábamos dándole vueltas al asunto de cómo lograr que el modelo de las canastas fuera sostenible, que creciera para tener verdadera incidencia en el campo, que “enamorara” a muchas personas tanto como a nosotros. Hoy, podemos decir que gracias al aporte de cada una de las personas que conforman la red, vamos logrando todas esas cosas. En el campo, las familias productoras están haciendo un esfuerzo por ofrecer alimentos con una calidad cada vez mayor. Con el apoyo que hemos ofrecido a través del acompañamiento técnico y organizativo con Juan Pedro el agroecólogo del equipo, las fincas están cada vez más bellas, hay mayor variedad de productos y un mejor manejo tanto en el suelo como en la planeación de la producción.

En la ciudad, con cada persona que ha hecho un pedido y ha apostado por una forma diferente de comer, consumir y relacionarse con el campo, ha sido posible permitir que este proceso siga adelante. Entre todos estamos construyendo una sociedad distinta, o por lo menos, más cercana a nuestros sueños de mayor equidad y justicia.

En síntesis, este año logramos darle rienda suelta a nuestros proyectos y concretarlos en esta Canasta que llega cada semana a nuestras casas llena de sorpresas, sabores, olores, colores, historias, trabajo, tesón e insistencia.

Ahora tenemos por delante el desafío de seguir construyendo esta red entre todos y todas. El 2013 se presenta como un año de mucho trabajo y aún más desafíos. ¡Contamos con ustedes para seguir construyendo este sueño!

Disfruten de esta última Canasta del año, y prepárense para las que vendrán el año entrante.

Para acompañar sus fiestas navideñas les recomendamos un par de recetas de dulces con los bananos que nos llegan hoy.


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *