17 Sep

Veraneando en El Boquerón

Para quienes vivimos en Bogotá y queremos escaparnos algún fin de semana a Melgar, Girardot y otros destinos de tierra caliente de la región, es deseable que cuando bajemos, no llueva. Y ese ha sido el caso en los últimos meses. Según nos cuenta Wilson, no ha llovido desde mayo más o menos.

La Canasta 2013-07-18 025La consecuencia de este clima ideal para veranear, es que Wilson no ha podido mandar ningún producto en las últimas dos semanas. Su finca en El Boquerón está llena de frutales, que muy bien nos vienen en La Canasta. De su finca nos llegan normalmente mangos de azúcar y tommy, naranjas, mandarinas, limón mandarino y taití, guayabas, limas, mamoncillo y huevos. Para esta época deberíamos estar recibiendo muchos de los cítricos que están terminando cosecha, pero con la falta de lluvia, los frutales no han podido aprovechar la floración y no se han cargado de frutas, y las que están no crecen ni maduran por la misma falta de agua. El agua que se pueda llevar a las plantas por medio de riego, cuando hay ríos grandes cerca, no es lo mismo que la lluvia, nos comenta Wilson. También están los pájaros que a falta de alimento por la misma razón, se sacian con los pocos frutos disponibles.

La Canasta 2013-07-18 033Afortunadamente llovió el domingo y tanto Wilson como nosotros esperamos que siga lloviendo aún más para que los árboles se llenen de vida y las frutas crezcan y maduren. En todo caso, el pico de la cosecha de cítricos ya no vuelve por ahora y aún si llueve estamos a finales de la cosecha y Wilson no pudo sacar tanta fruta como esperaba.

En un par de meses empieza la cosecha del mango que es más resistente al verano y esta cosecha de diciembre es la grande, pues la de junio es más “perezosa” como Wilson nos cuenta. A veces dura un mes largo únicamente y los palos no se cargan tanto de fruta. En cuanto a los cítricos, la cosecha grande es la de mitad de año y a fin de año hay una cosecha pero más moderada.

Un problema adicional que tiene Wilson es que además de los cítricos que nos debería estar mandando, nos mandaría entre una y dos cubetas de huevos, pero no lo ha hecho porque el costo del transporte no amerita mandar una cantidad tan pequeña. Eso implica que el ingreso estable que La Canasta le da a Wilson está en vacaciones de verano.

Afortunadamente para nosotros los consumidores de La Canasta, en Vianí no ha estado tan fuerte el verano y nos pueden mandar naranja y mandarina esta semana, pero esperemos que llueva en El Boquerón, así se nos dañen un poco nuestros planes de fin de semana.

Esta semana, prueben la receta de Huevos revueltos con tomates cherry

La Canasta 2013-07-18 037

 

 


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *