07 Sep

Visitar las fincas

Como saben, La Canasta facilita una relación lo más directa posible entre campesinos y campesinas, que cultivan productos agroecológicos, y comensales conscientes en la ciudad, que se alimentan con estos productos. La Canasta quiere ser un puente entre el campo y la ciudad. Las dinámicas de las grandes ciudades como Bogotá hacen que sea difícil para sus habitantes tener nexos directos con el campo y es aquí que entra La Canasta como facilitadora.

Dentro de nuestro modelo, basado en una red de confianza entre el campo y la ciudad, es crucial que nos encontremos las personas que participamos. Que nos encontremos para compartir visiones, ideas, opiniones, etc. Desde La Canasta hemos procurado mantener contacto directo y frecuente con las personas en las fincas, y hacemos lo posible por visitarlas con alguna frecuencia. Anteriormente, en especial durante los primeros años de La Canasta, cuando estábamos construyendo estos lazos de confianza, dedicamos mucho tiempo y energía en visitar y acompañar a productores y productoras en sus fincas, en conocernos y entendernos. También hemos tenido acompañamiento técnico por periodos por parte del colectivo de agroecólogos de Tierra Libre que ha sido otra manera de hacernos presentes en las fincas.

La Canasta 2013-11-18 006Otra de las maneras de acercar a los comensales al campo es organizando visitas a las fincas, para que conozcamos a quienes producen nuestros alimentos y la manera cómo los producen. Después de estas visitas volvemos a la ciudad recargados de energía para nuestro día a día y a las familias en las fincas les queda siempre la satisfacción de ver las personas que disfrutan los alimentos que tanto trabajo les cuesta producir. Cabe reiterar que las fincas siempre están abiertas para quien las quiera visitar.

Actualmente estamos organizando otra ronda de visitas de acompañamiento técnico a las fincas y Rosalba, una de las personas que hace parte de nuestro equipo desde los inicios de La Canasta, también va a estar visitando las fincas periódicamente. Como dicen por ahí, “la cara del santo hace el milagro” y en la medida que los encuentros sean más frecuentes, nos entenderemos mejor entre todos y fortaleceremos esta red a la que pertenecemos. Es por esto que es de gran importancia que hagamos lo posible por visitar las fincas con la mayor frecuencia que podamos.

Esperen en estos días una invitación que estaremos haciendo para una visita a la finca de doña Anaís y don Liborio en la zona rural de Usme. Próximamente publicaremos detalles al respecto y esperamos que un buen grupo de comensales pueda acompañarnos y que esta visita sirva para entendernos mejor unos a otros y para estrechar lazos entre quienes hacemos parte de esta red.

Esta semana, Pilar nos vuelve a compartir una rica receta: Repauyamita encurcumada¡Gracias Pilar!


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *