Wilson

Wilson Wilson tiene su finca familiar en el Boquerón, apenas se cruza el límite entre Cundinamarca y Tolima cruzando el río Sumapaz. La finca está en la parte alta de una montaña, pero como en general la zona es baja, es bien caliente y húmedo. La siembra de algunos productos en ese clima ha resultado bien complicada, y si bien Wilson rescató recetas locales de preparados para control de insectos, por ejemplo, decidió focalizarse en la producción de árboles frutales, junto con huevos criollos. En la finca hay cítricos; mandarinas, naranjas, toronjas, limones. También mangos. La época de producción es una locura de frutas que se dan por todas partes, desde arbolitos colgados de las piedras de la montaña hasta los imponentes mangos que son absolutamente pródigos. Wilson también trabaja en otras ocupaciones para completar los ingresos de la finca. En la vereda están las fincas de otros miembros de su familia, por lo que le vecindario es muy familiar.

Volver