11 Sep

Y la red sigue creciendo

Esta semana queremos contarles que la red La Canasta sigue creciendo, con más personas en Bogotá recibiendo los alimentos, y más personas en la región, produciéndolos.

Cooperativa AgromuiscaHoy reciben en sus canastas huevos de nuevos grupos productores que se suman a este esfuerzo colectivo por crear una red agroalimentaria basada en la agroecología, los precios justos, la confianza y la reciprocidad. Uno de estos grupos es la Cooperativa Agroecológica Muisca, de Funza. Según su propia presentación “es una asociación de economía solidaria, sin ánimo de lucro, integrada principalmente por personas con discapacidad, familias y cuidadores; surge como una oportunidad para promover su inclusión social, la dignificación del trabajo y mitigar la situación de pobreza que se ve reflejada en los bajos niveles educativos y su escasa inserción al mercado laboral. En la actualidad se encuentran vinculadas 40 familias de personas con discapacidades”.

Tienen un programa de gallina feliz, con galpones especialmente montados para ello, con un área de pastoreo y alimentación preparada para reemplazar los concentrados comerciales. El concentrado que preparan para las gallinas se hace a base de maíz, y se complementa con ajonjolí, salvado de trigo y a veces también quinua. Reciben los restos de la huerta, y les gusta mucho el sauco. El resto de la alimentación la complementan ellas mismas en el pastoreo. Para prevenir y tratar enfermedades, les preparan agua de berbena, y se cuelgan ramos de hojas de eucalipto en el galpón.

Huevos de coloresVan a ver que a veces hay varios huevos de colores en sus cubetas, y otras veces predominan los de color marrón. El color del huevo indica la variedad de las gallinas, pero no nos dice nada acerca de cómo son criadas. Los huevos de colores provienen de gallinas criollas, es la diversidad genética la que da la diversidad cromática. Los huevos marrones suelen provenir de gallinas que han sido seleccionadas especialmente por sus cualidades como ponedoras, y son las que abundan en el mercado. En La Canasta buscamos que las gallinas sean alimentadas con maíz, que pastoreen, y puedan completar su dieta en el campo, y además que vivan con un gallo. Nos gustaría que todas fueran gallinas criollas, pero eso no es posible por el momento, ya que las personas que empiezan los procesos de cría de gallina feliz acceden más fácilmente a variedades de gallinas ponedoras, y las criollas son más difíciles de conseguir. Además, se supone que las ponedoras tienen mejor rendimiento, aunque por las charlas que hemos tenido con varias productoras, esto es discutible. Un tema importante es que las gallinas felices a veces ponen los huevos en distintos lugares de la finca, no se trata de una producción totalmente controlada, sino más respetuosa de los hábitos instintivos de los animales. En estos últimos meses hemos ajustado el precio pagado por los huevos, para que la cría de gallinas criollas felices sea viable, y las productoras y productores aumenten su número y puedan hacer las inversiones necesarias para aumentar la producción.

Esta semana los invitamos a probar una receta de tortilla de papa con acelgas.


¿Quieres saber más sobre La Canasta?

¡Haz click aquí!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *