15 de octubre día de la mujer rural | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Login

Register

Login

Register

“La condición de las mujeres es particular. La tenencia de la tierra y el agua son ámbitos de fuerte discriminación de género pues las mujeres, como indican los estudios sobre el tema, no cuentan con derechos de propiedad y titularidad (ONU-Mujeres 2015). En el campo agrícola, si bien ellas están trabajando la tierra, generalmente no son las responsables de la gestión de los negocios, desarrollan pequeñas innovaciones, pero su acceso a mercados dinámicos es precario, son grandes gestoras de soluciones que responden a necesidades locales, pero no participan en las decisiones estratégicas y regionales que impacten el territorio. Al final, las mujeres están pobremente representadas en las estructuras de poder y toma de decisiones aunque participen con esmero en procesos de organización y cooperación.

Si bien en el plano de desigualdad de género las cosas han cambiado un poco, ya que el número de personas pobres en América Latina ha disminuido en la última década, los hogares donde la mujer rural es líder de familia siguen siendo los más pobres que los encabezados por los hombres, así mismo las mujeres rurales continúan teniendo menores ingresos, escaso acceso a la seguridad social y siguen sobrecargadas con el trabajo doméstico. (Banco Mundial 2012, Observatorio de Igualdad de Género, CEPAL 2011).
Definitivamente la aplicación de políticas públicas puede ayudar a cerrar las brechas de género, pero para esto es necesaria la voluntad política de nuestros gobiernos y el fomento del crecimiento económico basado en las necesidades locales, el bienestar, la inclusión y la reducción de la pobreza. En Colombia, en parte debido al conflicto armado, la mujer ha sido violentada y no se le han garantizado sus derechos y libertades fundamentales; estamos en deuda con la mujer rural colombiana y en la medida que seamos conscientes de esto, transformaremos nuestra sociedad con acciones.

Para lograr la paz, igualdad y desarrollo debemos comprometernos en comunidad a garantizar la igualdad de género y el avance y empoderamiento de las mujeres.
Este es un breve reconocimiento para quienes con su trabajo y lucha diaria nos brindan el alimento. En La Canasta velamos día a día porque las mujeres campesinas de nuestra Red gocen de bienestar, a través del acceso a los mercados, el trato y pago justo, en donde lo que nos une es el trabajo y crecimiento en Red.”