Risotto con hojas de la remolacha y remolacha asada | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Login

Register

Login

Register

Por Martha Rose SHULMAN, New York Times

Este delicioso risotto es decididamente rosa. Use un caldo de verduras con mucho cuerpo si usted es vegetariano, de lo contrario utilizar un caldo de pollo o pavo bien sazonado.

Ingredientes

3/4 de libra de remolacha, asadas

1 manojo de hojas de remolacha, sin tallo y lavadas

6 a 7 tazas de caldo de pollo o vegetales, según necesario

2 cucharadas de aceite extra virgen de oliva

1/2 taza de cebolla finamente picada

1 1/2 tazas de arroz arborio o Carnarolli (arroz de risotto)

2 dientes de ajo, picados o prensados

1/2 taza de vino rojo, rosado, o blanco seco

Sal

Pimienta recién molida

1 a 2 onzas de queso parmesano, rallado (1/4 a 1/2 taza, al gusto)

2 cucharadas finamente picada de perejil

Instrucciones

1. Cocinar a fuego muy lento el caldo en una olla. Poner en pila las hojas lavadas y cortarlas transversalmente en tiras de 1.5 cm de ancho.

2. Calentar el aceite a fuego medio en una sartén antiadherente grande y ancha y añadir la cebolla. Cocinar, revolviendo, hasta que la cebolla comience a ablandarse, unos 3 minutos; después añadir el arroz y el ajo. Cocinar, revolviendo, hasta que los granos de arroz se separen y empiecen a crujir, unos 3 minutos.

3. Añadir el vino y cocinar a fuego medio, revolviendo constantemente. El vino debe burbujear, pero no demasiado rápido, la idea es que un poco de sabor cocine en el arroz antes de que se evapore. Cuando el vino se haya casi evaporado, agregue aproximadamente 1/2 taza de caldo hirviendo, suficiente para cubrir sólo el arroz. El caldo agregado debe cocinar lentamente con el arroz (ajustar el fuego de acuerdo). Cocinar, revolviendo frecuentemente, hasta que esté casi absorbida. Agregar otra media taza del caldo y continuar la cocción de esta manera, no demasiado rápido y no demasiado lento, revolviendo con frecuencia, y agregando más caldo cuando el arroz esté casi seco, durante 10 minutos.

4. Incorporar las hojas y la remolacha en cubitos, y continuar agregando más caldo, lo suficiente para cubrir apenas el arroz y revolviendo con frecuencia, por otros 10 a 15 minutos. Pruebe un poco de arroz. ¿Está bien cocido? Se debe tener un sabor masticable pero no duro en el medio. Definitivamente no es suave como el arroz cocinado de manera típica. Si todavía está duro en el medio, se necesita seguir agregando caldo y revolviendo durante otros 5 minutos más o menos. Ahora es el tiempo para determinar si hay suficiente sal. Añadir si es necesario.

5. Cuando el arroz esté cocido, añadir una cantidad generosa de pimienta recién molida, y otra media taza de caldo, el queso parmesano y el perejil. Retirar del fuego. El arroz debe quedar cremoso, si no es así, agregar un poco más de caldo. Revolver una vez, probar y ajustar los condimentos, y servir.

Variación: A menudo es practico escaldar las hojas cuando lleguen a casa a fin de que no se marchitarán ni se pudren en la nevera si no se va a cocinar de inmediato. Si usted hace esto, y quiere utilizar para este risotto, cortar las verduras escaldadas y dejar de lado. Añadir al risotto en los últimos minutos de cocción, sólo para calentar y amalgamar en el plato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 13 =