Alimentarnos bien para tener un Buen Vivir - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Para alimentarnos bien, lo primero, es reconocer que el momento de cocinar y preparar el alimento es un acto de espiritualidad o un acto social, que hace miles de años, desde la domesticación del fuego, reúne a las personas, a las familias, a los amigos alrededor de una mesa o un lugar específico. Si nos detenemos a pensar en los momentos en que hemos disfrutado del alimento en compañía de otros, nuestros recuerdos más precisos están asociados a las sensaciones que produjeron en nosotros el olor, el sabor, la textura, los colores de los alimentos y también a las emociones despertadas por la camaradería y las historias que nos contamos. Esto significa que la dimensión espiritual y social es parte fundamental de una buena alimentación. Alimentarse bien es un reto, pero al mismo tiempo convertir el acto de cocinar y comer en un momento de bienestar, de creatividad, en un ritual. Así que podemos experimentar con diferentes condimentos, ingredientes y formas de preparación. Cocinar y comer en familia o entre amigos, incluso involucrando a los niños permite recuperar el sentido del acto de comer y es hacerlo junto a otros.

Lo segundo, es elegir conscientemente lo que comemos, pues esta es la acción más concreta que tenemos en las manos para generar un impacto directo sobre el bienestar de nosotros mismos y contribuir a la preservación de la biodiversidad del planeta. La alimentación consciente es elegir lo que se come teniendo en cuenta el impacto que esta elección puede tener. Al elegir La Canasta, tu alimento: hace parte de un ciclo corto agroalimentario, disminuyendo distancias entre productor y comensal, su producción es agroecológica, es sano y nutritivo, se le paga justo al productor, hay mínimos desperdicios en la cadena, es local y conecta a las personas. En este sentido, hacer parte de un ciclo de alimentación consciente como La Canasta, también nos conecta con otras personas, las que producen nuestro alimento.

La receta de la semana es Crema de alcachofas y puerro