Alimentos nativos, pasado, presente y futuro de la humanidad | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Login

Register

Login

Register

“En La Canasta nos caracterizamos por ofrecer alimentos nativos y muchos se preguntarán por qué, así que consideramos esta semana de vital importancia hablar un poco al respecto. Los alimentos nativos constituyen el legado de nuestros ancestros en el desarrollo de la agricultura local. Recordemos que la historia de la agricultura comprende la domesticación de plantas y animales y el desarrollo de procedimientos para hacerlo de manera productiva.
En un principio, la agricultura se desarrolló de manera independiente en diferentes partes del mundo e incluyó una amplia variedad de especies, es así como se han identificado centros de origen en diferentes regiones del mundo; uno de estos es la región de los Andes de América del Sur donde se domesticaron la papa, los fríjoles y la coca entre los años 8000 y 5000 antes de Cristo.

La conservación de los alimentos nativos es una apuesta hacia la soberanía alimentaria, es decir, mantener la continuidad de las especies que fueron desarrolladas con observación minuciosa por nuestros ancestros para enriquecer la nutrición de sus pueblos y producir de manera sostenible y ecológica nuestro propio sistema alimentario en la actualidad.
La diversidad de alimentos nativos nos demuestra la perseverancia de los pueblos en el desarrollo de diferentes variedades para asegurar el alimento frente a plagas y enfermedades, heladas y sequias, adaptándose a la naturaleza en vez de luchar contra ella.

En La Canasta apoyamos la labor de diferentes custodios de semillas nativas, como Anais, Fabriciano y Luz Marina entre muchos, que con empeño han decidido rescatar y cultivar especies nativas de su región.
Entre los alimentos nativos que ofrecemos en La Canasta están diversas variedades de papas nativas y fríjoles, quinua, arracacha, chachafruto y yacón, entre otros. La importancia de cocinarlos y comerlos radica en que una vez un alimento deje de ser consumido paralelamente dejará de ser sembrado, lo que conocemos en la actualidad, en términos de mercado, como oferta y demanda.”