Cambiar la forma de producir y consumir alimentos - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Científicos de diferentes partes del mundo llevan más de 30 años anunciando que el planeta está alcanzando límites críticos para mantener su equilibrio en cinco sistemas esenciales: clima, bosques, biodiversidad, agua y suelos. En menos de 100 años la humanidad logró llevar al planeta a los límites de un colapso ecológico como consecuencia de los efectos del calentamiento global, la pérdida de especies, la deforestación masiva, el mal uso y contaminación del agua y el desequilibrio en la composición de nutrientes del suelo con pérdida de vastas extensiones de tierra fértil.

Uno de varios cambios que debemos realizar en los próximos 10 años, si queremos revertir los daños que hemos ocasionado al planeta y que está a nuestro alcance, es precisamente la forma de producir y consumir alimentos.

En La Canasta, pensamos que la agroecología es la mejor alternativa para lograr este cambio, es la forma sostenible de producir alimentos y debería reemplazar en algún momento a la agricultura industrial. Sus prácticas regenerativas benefician el suelo, revitalizando y conservando su fertilidad. Esto se debe a la eliminación de intervenciones mecánicas, químicas y físicas en el suelo y el aporte de materia orgánica; la siembra de árboles u otras especies que aportan mayor cobertura; la rotación de cultivos y el control biológico y orgánico de plagas.

Estas prácticas agroecológicas tienen un impacto directo en: la captación de carbono eliminando o disminuyendo sus emisiones a la atmósfera; la reducción de la contaminación del agua y el suelo al no usar insumos químicos; la conservación de la tierra fértil; la mejora de la biodiversidad por el aporte a la preservación de ecosistemas y por ende a la sostenibilidad ambiental y la salud humana.

Por otro lado, para cambiar nuestra forma de consumir debemos tomar decisiones responsables y preferir alimentarnos con productos agroecológicos y saludables. Hacer parte de una red como La Canasta, suma más al cambio, participando en un circuito agroalimentario corto y local, con uso mínimo de plásticos, poco o ningún desperdicio de alimentos, que promueve prácticas de economía circular y solidaria. Por eso, la Canasta de hoy les dice: “Tenemos parte de la solución en nuestras manos, sigue participando en esta red e invita a otros a que se unan”.

La receta de la semana es Ensalada de apio y hojas verdes