Compartiendo saberes - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

El sábado pasado, en la finca Pazyflora en La Vega, dimos inicio a la primera ronda de talleres del proyecto que busca fortalecer el acompañamiento de La Canasta en campo, con el fin de mejorar e implementar en su totalidad nuestro Sistema Participativo de Garantías – SPG (sello de confianza). Como en la mayoría de las ocasiones en las que nos reunimos en las fincas, éste encuentro estuvo lleno de aprendizajes y de momentos en los que se incrementan nuestras ganas de seguir adelante con esta apuesta.

Siendo éste el primer taller del proyecto, fue una suerte de piloto para evaluar las metodologías de trabajo que cuidadosamente estuvimos trabajando en los últimos meses, para lograr los objetivos que nos propusimos. Este texto no es suficiente para explicar detalles e iremos contándoles poco a poco, de los avances del proyecto. En esta ocasión queremos reflexionar sobre una de las dinámicas que más nos alegraron durante el día. Después de un delicioso almuerzo, fuimos a visitar la huerta con el grupo de 9 productores y productoras asistentes al taller. Así, don Alfonso le comentó a Kevin cómo pensaba que los fríjoles estaban sembrados muy cerca unos de otros y como podría corregir esto. Por otro lado, don Pascual pidió a Kevin que le compartiera un par de semillas de arracacha amarilla, solicitud que copiaron otro par de productores que salieron “ensemillados” de vuelta para sus fincas. Dentro de éste compartir, don Pascual aprovechó para explicarle a Kevin cómo aporcar las arracachas al tercer mes después de la siembra.

El SPG es una herramienta que nos permite garantizar los sistemas agroecológicos de producción de los alimentos que vendemos en La Canasta, promoviendo que las unidades productivas (fincas y granjas) puedan mejorar por medio de visitas entre pares, donde se comparten saberes entre unos y otros. ¡Hoy celebramos el comienzo de estas interacciones entre la Red de productores de La Canasta!

La receta de la semana es Poteca de ahuyama y calabacín amarillo