Confianza, transparencia y trazabilidad | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Login

Register

Login

Register

“Quiero decirle que esta papa que se va a comer viene de La Maporita, la finca agroecológica en la vereda La Piñuela, en El Rosal, Cundinamarca. Don Jorge, la sembró y la cosechó, él es un pequeño agricultor, no ha aplicado agroquímicos en los cultivos de su finca desde hace más de 20 años, riega eficientemente con agua de un nacimiento, cuida y conserva el agua y la diversidad de su finca sembrando en 30 años más de 5000 árboles. El emplea a su familia a quien le reconoce todos sus derechos laborales y en más de 15 años de trabajo ha graduado de la universidad a sus dos hijos. Este productor, recibió un pago justo por su producto, así que puede cenar tranquilo.” Este tipo de información no es precisamente lo que recibe un consumidor en un restaurante, plaza o supermercado en Colombia, pero poco a poco nos acercamos más a que suceda.

Historias como la de la boldenona en el organismo de destacados deportistas colombianos como Farah; el contenido de cadmio en el cacao, de mercurio en el pescado, de metales pesados en las frutas y hortalizas; la deforestación asociada a la ganadería o productos como la palma y la soya; el maltrato laboral, con niños, esclavos o trabajadores mal remunerados y en malas condiciones sociales, han venido generando en el mercado global muchas iniciativas para generar confianza en los consumidores sobre lo que hay detrás de lo que consumen.
Colombia, no es ajena al afán por consolidar sistemas de trazabilidad de productos como la carne, el aceite de palma, el cacao, la leche. Por ahora su preocupación inicial es la sanitaria, pues es el principal factor de admisibilidad en mercados de talla mundial. No obstante, estos mercados y con seguridad también los nuestros a futuro, exigirán con mayor firmeza que no se deforesten o degraden ecosistemas naturales, que no se contamine o use agua contaminada, que haya un buen trato animal, que no se vincule a trabajadores en condiciones desfavorables, que no se usen agroquímicos, entre otras.
En La Canasta, detrás de los alimentos que llevamos a sus hogares, hay muchas historias y nos complace contarlas, por eso Don Jorge es protagonista hoy. Nuestro mayor valor es la confianza de nuestros comensales y productores y la transparencia hacia ustedes.