Conserva bien tus alimentos frescos en la nevera | La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

Login

Register

Login

Register

Cuando recibimos nuestra canasta, no debemos tomar a la ligera la forma de guardar los alimentos frescos en la nevera. Si sólo los metemos sin pensar, seguro que nos ha pasado que encontramos algunas verduras olvidadas, llenas de moho. Esto ocurre por no estar atentos al orden y limpieza de nuestra nevera. El frío de la nevera retrasa el desarrollo de microorganismos, pero no lo evita totalmente. Así mismo, debemos saber que no todos los alimentos requieren refrigeración y que hay unos que son muy delicados y es mejor consumir pronto o procesarlos para que tengan una mayor duración.

Para lograr una adecuada conservación de alimentos en la nevera, lo primero es tener un control de la temperatura de refrigeración, la ideal es entre 0 y 4ºC, procurando dejar la puerta abierta el menor tiempo posible para mantener la temperatura constante. Debemos separar adecuadamente los alimentos para facilitar la circulación del aire, evitando sobrecargas. Para impedir que unos alimentos contaminen a otros, es importante que los ubiquemos apropiadamente, según sus necesidades de conservación, separando los crudos de los cocinados, y los crudos según su tipo: cárnicos, lácteos, frutas y verduras en los estantes destinados para ellos y reorganizando frecuentemente las existencias. No olvidemos limpiar con periodicidad el interior de la nevera en especial cuando se produzcan derrames o goteos. Para mantener la frescura de las hortalizas de hoja te recomendamos que retires el exceso de humedad y preferiblemente las guardes dentro de un envase con papel de cocina en el fondo que absorba la humedad, cambiándolo cada vez que esté mojado.

Algunos alimentos pueden perder su sabor y aroma si los refrigeramos, así que es mejor si los guardamos en un lugar aireado, seco y con poca luz, éstos son: los huevos, las frutas tropicales como mango y papaya, los bananos, los cítricos, las papas, las cebollas, los ajos o el pan. Y hay otros como las fresas, las moras y la yuca que si no los consumimos pronto van a perecer rápido, así que, para que nos duren más tiempo es mejor procesarlos y congelarlos. A las moras y fresas retirando las hojas, a la yuca quitando la cáscara y cortándola en trozos, las puedes guardar en recipientes por porciones y llevarlas al congelador. Y recordemos siempre que: “lo primero que entra es lo primero que sale”, así lograremos consumir primero aquellos alimentos que se dañarán más rápido.

La receta de esta semana es: Ensalada de Pepino Cohombro