El costo de los alimentos - La Canasta - Mercados Agroecológicos a Domicilio en Bogotá

En este inicio de 2022, el aumento en los precios de los alimentos en Colombia ha sido una noticia alarmante. Esta situación se explica en gran parte por el incremento en los costos de la producción agrícola y pecuaria en sistemas convencionales, cuya dependencia de insumos externos como abonos, pesticidas y herbicidas de síntesis química es muy alta. El costo de éstos ha sido afectado por el precio del petróleo y el dólar también en aumento, así como por los precios del transporte (aéreo, largas distancias por tierra) que aumentaron por la pandemia. Adicionalmente, vimos como en años anteriores, crecieron las importaciones de productos agrícolas (arroz, papa y otros) y los bajos márgenes de rentabilidad para los productores locales desmotivaron a muchos agricultores de sembrar, generando un desabastecimiento nacional y por ende mayor dependencia de productos importados para abastecer la canasta familiar. En resumen, todo esto, es el resultado de no proteger nuestra agricultura, ni nuestra soberanía alimentaria.

La agroecología, en contraste, es poco dependiente de insumos externos. Su lógica está basada en el suelo, en trabajo no mecanizado, en cadenas cortas de suministro. La agroecología respeta y mejora las condiciones ambientales y sociales, en lugar de lucrarse en el corto plazo de una actividad con visión extractiva y contaminante, cuya aparente eficiencia oculta unos costos de producción perjudiciales en un precio aparentemente bajo de productos, que hemos venido acumulando y se reflejan en el deterioro del medio ambiente, debido a sus emisiones de gases efecto invernadero, la pérdida de biodiversidad, la pérdida de calidad y biología de los suelos, la pérdida de calidad y cantidad de agua, entre otros. Es decir, el precio de estos costos acumulados, no los paga un consumidor individual comprando sus alimentos a bajo precio, lo pagamos como sociedad con el impacto negativo sobre nuestra salud, soberanía alimentaria y el medio ambiente.

Afortunadamente, la producción agroecológica no se ha visto afectada por estos vaivenes del mercado, por eso, este año el incremento de los precios a los comensales de La Canasta aumentó un 10% igual que el salario mínimo y no el 17% o más que aumentó en las grandes superficies. En definitiva, la agroecología es cada vez más un modelo de producción más viable, integral y sostenible.

La receta de la semana es Arroz rojo con remolacha